Mientras que la oposición augura la derrota de Morena y sus aliados en la próxima jornada electoral del 5 de junio, el senador Ricardo Monreal Ávila propuso una tregua que permita que el resultado de la elección en Tamaulipas se respete y se garantice una transición política ordenada.

El senador panista, Julen Rementeria del Puerto acusó que hay dinero ilícito en las campañas de Morena, y está como antecedente en 2021 en Sinaloa, San Luis Potosí y Michoacán, y ahora se confirma en Tamaulipas con otro candidato de ese partido político.

“Saben que su derrota se aproxima. Vamos a ganar Aguascalientes, Durango y Tamaulipas”, vaticinó el coordinador de los senadores del blanquiazul.

En contraparte, Monreal Ávila destacó que en Tamaulipas hay un manejo faccioso de los órganos locales electorales, por lo que sugirió que el Instituto Nacional Electoral atrajera la elección o al menos interviniera, “porque están ocurriendo cosas graves”.

El coordinador de la bancada de Morena indicó que, debido al clima de hostilidad que se vive en la contienda electoral en Tamaulipas, es necesario garantizarles a los ciudadanos una elección pacífica y que su voto sea respetado, “eso es todo lo que queremos”.

Como organización política, dijo, “no se piensa en una vendetta, una persecución o una actitud de cobro de facturas por todo esto que está pasando, pues no es conveniente para el propio estado de Tamaulipas”.

Por ello, planteó llevar a cabo una tregua, un pacto, un acuerdo con toda la oposición, el gobierno y todos los grupos parlamentarios, “antes de que se agraven más las cosas”.

Rementeria del Puerto, por su parte, denunció que los candidatos de Morena utilizan el Senado de la República como “sede de mítines”, como fue el caso de Américo Villarreal, abanderado a la gubernatura de Tamaulipas por Morena y, recientemente con Nora Ruvalcaba, candidata al gobierno de Aguascalientes.

No obstante, Ricardo Monreal subrayó que propuso formar una comisión plural para los estados que presentan focos rojos en la contienda electoral, fundamentalmente para Tamaulipas, pero también para Durango y Aguascalientes.

Denunció que se utilizan brigadas de docentes y personal de salud en favor del candidato del partido oficial; y se distribuyen cada mes 500 mil despensas bajo el pretexto de un programa contra el hambre.

Advirtió que los presidentes de los municipios más importantes del estado de Tamaulipas tienen órdenes de aprehensión, el de Ciudad Victoria, de Nuevo Laredo y de Reynosa: incluso, agregó, detuvieron al dirigente de Morena de Ciudad Madero.