Ante la llegada del primer caso de viruela símica a México, el epidemiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), Miguel Ángel Karam Calderón, llamó a la población a preservar la calma y continuar con las medidas de salud preventivas como el lavado frecuente de manos o la aplicación de gel antibacterial, mantener la sana distancia y el uso frecuente de cubrebocas.    

Karam Calderón explicó que el virus causante de esta enfermedad es transmitido de los animales a las personas y que produce síntomas parecidos a los de la viruela convencional. “Una de las cuestiones que cabe recalcar es que la transmisión de animales a humanos se puede dar por contacto directo, por sangre, por mucosas o por líquidos corporales debido a alguna lesión que se tenga” abundó.  

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) está enfermedad vírica es considerada menos grave que la viruela convencional. Esta causa erupciones y lesiones cutáneas que forman ampollas y costras en el cuerpo, la cual tiene una duración de dos a cuatro semanas. La también conocida como viruela de mono, no es una enfermedad de transmisión sexual, sin embargo, puede contagiarse por contacto íntimo cuando alguien tiene una infección activa.    

El epidemiólogo enfatizó que para que una enfermedad sea considerada como pandemia existen varios factores que se deben tomar en cuenta como el nivel de contagiosidad, el nivel de severidad, los factores ambientales y el número de habitantes. Además, se prevé que este padecimiento se convierta en una enfermedad endémica, la cual se presenta de manera periódica, como ocurrió con la influenza o la COVID-19.  

Karam Calderón mencionó que es necesario estar alerta para prevenir la propagación de contagios e invitó al público en general a informarse debidamente, consultando fuentes primarias de información de instituciones oficiales o académicas como la Secretaría de Salud Federal o de la Organización Panamericana de la Salud.