Un avión privado sobrevoló «por error» la casa de playa donde Joe Biden pasa el fin de semana, dijo este sábado un funcionario de la Casa Blanca, precisando que «no fue un ataque». «Se tomó una medida de precaución», señaló.

El presidente y su esposa Jill Biden fueron evacuados brevemente antes de regresar a su residencia en el balneario de Rehoboth, ubicado a poco menos de 200 km al este de Washington. «Están a salvo», dijo este funcionario, que no quiso ser citado.

Poco antes de las 13:00, un avión privado ingresó al espacio aéreo restringido sobre Rehoboth después de ingresar por error en un área segura», dijo en un comunicado el Servicio Secreto, el cuerpo de seguridad de los líderes estadounidenses.

La aeronave fue «escoltada inmediatamente» fuera del espacio aéreo restringido.

«Una investigación inicial demuestra que el piloto no estaba usando el canal de radio correcto», «no respetó» las instrucciones emitidas por las autoridades y «no siguió la ruta anunciada», indicó.

«El Servicio Secreto interrogará al piloto», concluyó el comunicado.

Fuente: AFP