Un niño murió inmediatamente tras recibir una descarga eléctrica después de tocar un semáforo peatonal en mal estado.

Un niño de 17 años murió tras recibir una descarga eléctrica después de tocar un semáforo peatonal en el municipio de San Nicolás de los Garza, Nuevo León.

De acuerdo con medios locales el joven falleció instantáneamente al momento de apretar el botón del semáforo para detener los autos y poder cruzar la avenida Diego Díaz; su cuerpo quedó tendido a un lado de este.

El accidente se originó porque el semáforo tenía el cableado en malas condiciones y por las lluvias recientes que han caído en este estado.

Asimismo se subrayó que la tragedia ocurrió cuando el menor iba a dejarle la cena a su madre, quien trabaja en una de las empresas cercanas a donde perdió la vida durante el horario nocturno.

Fuente: 24 horas