En Sinaloa buscamos a jóvenes de entre 18 y 29 años que encuentren a través del trabajo una oportunidad de vida para construir su bienestar y el futuro del país, les brindamos empleo en actividades productivas que les permitan abonar a la pacificación de México. Así, autoridades federales y el Gobierno del estado pusieron en marcha la Estrategia Construcción de Paz en el marco del programa Jóvenes Construyendo Futuro, en el Ciudad de Culiacán.

Constructores de Paz, se integra por brigadistas que visitan casa por casa las colonias, para realizar cuestionarios que permitan identificar condiciones y necesidades de la población joven, y con ello, brindarles atención oportuna a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que aporta una beca de capacitación mensual hasta por un año, por el equivalente a cinco mil 258 pesos.

Y no solamente eso, explicó Marath Bolaños López, subsecretario de Empleo y Productividad Laboral en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, además los jóvenes inscritos en el programa reciben servicios médicos por parte del IMSS para atender accidentes, enfermedad, e incluso, procesos de maternidad.

En Sinaloa se han becado a 32 mil 381 aprendices que se capacitan en siete mil centros de trabajo, detalló Bolaños López. Jóvenes Construyendo el Futuro, abundó, “ha beneficiado a dos millones 270 mil jóvenes, con una inversión de 78 mil millones de pesos invertidos en el país”.

“Una de las causas de la violencia es la desigualdad, Constructores de Paz es parte de una estrategia que va a las causas profundas porque acerca oportunidades concretas a nuestra juventud a través de la organización de brigadas que toca a la puerta de las viviendas en busca de jóvenes que no estudian, no trabajan y les ofrecen un empleo remunerado y con eso evitan que sean cooptados por el crimen”, expresó la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez.

El gobierno federal -dijo- en coordinación con el gobierno estatal, les ofrece oportunidades a los jóvenes, una beca hasta por un año mientras se les brinda capacitación laboral, oportunidades de desarrollo digno a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.   

En su participación, el coordinador General de Programas para el Desarrollo, Carlos Torres Rosas destacó la inversión en Sinaloa de más de 11 mil millones de pesos en la entrega de apoyos de bienestar, que benefician a 600 mil personas.

Durante su intervención, el gobernador Rubén Rocha Moya, refirió la posibilidad de integrar a la estrategia Constructores de Paz a los jóvenes que se encuentran en conflicto con la ley. Recomendó trabajar con ellos, aún en reclusión “para que al momento de alcanzar su liberación tengan un trabajo, una remuneración, seguridad social y el acompañamiento pedagógico de los tutores responsables del centro de trabajo”.

Para concluir, Rocha Moya subrayó el sentido social del programa y estableció como meta de atención la cifra de 30 mil jóvenes, “vamos a trabajar con los pescadores y sus empresas familiares, con productores agrícolas para que esos recursos lleguen a Sinaloa a través de un joven aprendiz”, finalizó.