Después de El Salvador, Honduras, Guatemala y próximamente Belice y Cuba, el gobierno mexicano llevará su programa Jóvenes Construyendo el Futuro a Los Ángeles, en Estados Unidos, ciudad en la que residen 3 millones 510 mil personas de origen mexicano, como primera etapa de la implementación de éste en otros estados del vecino país.

“El objetivo va a ser trabajar en Los Ángeles, California, y en todo el estado de California. Después nos vamos a otros estados de la Unión Americana, tendremos que cubrir entre 2022 y 2023 el mayor número posible de estados, donde está la mayoría de la comunidad mexicana”, anunció hoy el canciller Marcelo Ebrard Casaubon.

En reiteradas ocasiones, el presidente López Obrador ha agradecido a la inmensa comunidad mexicana en Estados Unidos –que supera las 36 millones de personas–, que en los últimos años se ha convertido en la principal fuente de entrada de dólares del país: en 2021, las remesas alcanzaron la cantidad histórica de 51 mil 594 millones de dólares –27.1% más que el año anterior, y 4% del PIB de México–, con envíos promedio de 381 dólares en las fechas decembrinas.

En un principio, el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro en Los Ángeles, California, estará dotado de un presupuesto de 60 a 100 millones de pesos –entre 3 y 5 millones de dólares–, pero Ebrard señaló que “vamos a invitar a la iniciativa privada allá, hay una comunidad empresarial muy poderosa y activa de origen mexicano”.

El canciller también adelantó que la implementación de ese programa, a través del cual el gobierno federal subsidia a las empresas para reclutar y capacitar a jóvenes, tendrá una “muy buena recepción por parte del gobierno estatal de California”, el cual “ve con simpatía que México se involucre en este tipo de trabajos”.

Ebrard dijo que este viernes iniciarán las reuniones con representantes de la comunidad mexicana en Los Ángeles para realizar un primer censo.

“La comunidad mexicana en los Estados Unidos tiene muchas necesidades de carácter social y de respaldo (…) vamos a invertir directamente en nuestra comunidad en Estados Unidos a través de nuestra Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID)”.

La implementación en otros países de los programas sociales Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida ha sido uno de los principales ejes de la política exterior de México en la administración de López Obrador, que lo plantea como una solución al tema migratorio y una palanca para negociar con el gobierno de Estados Unidos y lograr que invierta en Centroamérica y en el sureste de México.

Ebrard indicó que en El Salvador existen 20 mil beneficiarios de los programas sociales financiados por el gobierno mexicano, en Honduras serían cerca de 40 mil; en Guatemala, como 20 mil; en Belice “se incorporan un poco más de 2 mil”, y “en Cuba van a ser alrededor de 5 mil”.

“Si estamos apoyando a El Salvador o Honduras, ¿Por qué no estamos apoyando a nuestra comunidad?”, agregó.

Fuente: Proceso