La representación Comercial de Estados Unidos pidió a México una revisión de la situación en la planta Teksid Hierro, en Coahuila, del fabricante de automóviles Stellantis, debido a que presuntamente se negaron los derechos colectivos de los trabajadores.

Se trata de la cuarta queja que el Gobierno estadounidense presenta en el marco del T-MEC, después de los casos de Tridonex, General Motors y Panasonic.

«Seguimos utilizando el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC para defender los derechos de los trabajadores y seguimos comprometidos a trabajar de cerca con el Gobierno mexicano», dijo la representante comercial Katherine Tai.

México cuenta con 10 días para notificar si realiza o no la revisión.

La disputa por la titularidad del contrato laboral en Teksid data del 2014, entre un sindicato local de la CTM y el Sindicato Minero. En agosto del 2021 la Corte resolvió que este último era el titular.

Por Rerfoma