Por Ricardo Burgos Orozco

Tenía unas semanas que había visitado la estación Observatorio de la cual les platiqué la historia de su origen, cuando leí de un acontecimiento feliz en ese mismo lugar: fue encontrada una niña de 16 años después de haber desaparecido desde 2017. No se dieron a conocer detalles de dónde estuvo durante todo este tiempo, pero lo importante es que seguramente ya está con sus familiares.

Esta historia prueba que en las instalaciones del Metro todo puede ocurrir con 11 líneas funcionando cada día con más de seis millones de usuarios en sus 175 estaciones por ahora, sin contar la Línea 12 que está suspendida.

El hecho ocurrió el pasado 7 de junio cuando un grupo de vigilantes detectó a una jovencita que caminaba sola como perdida, nerviosa y desorientada en la zona de torniquetes. Los empleados se acercaron para auxiliarla. Ella dijo que no tenía dinero para pagar su boleto y quería regresar a su casa en Naucalpan, Estado de México.

Al ver el estado en el que se encontraba los policías la llevaron al cubículo del jefe de estación. Desde ahí pidieron datos a las autoridades correspondientes y descubrieron que tenía dos reportes de Alerta Amber en el Estado de México por su desaparición en 2017 y 2020. Inmediatamente la llevaron a la Fiscalía de Investigación de Delitos Cometidos en Agravio de Niñas, Niños y Adolescentes para de ahí localizar a sus familiares.

Recuerdo un caso similar en 2019. Diana Itzel, de 20 años, desapareció en la estación Salto del Agua. Diario tomaba muy temprano la Línea 8 del Metro hasta Salto del Agua para transbordar a la Línea 1 en Tacubaya y de ahí a la Línea 7 al Metro Auditorio y caminar a su escuela en Polanco.

La mamá de la joven presentó el mismo día la denuncia de la desaparición. En este caso tuvo todo el apoyo de las autoridades; incluso le mostraron los videos de las cámaras de vigilancia y ahí la pudo localizar cuando abordaba en Salto del Agua. Lo increíble es que uno de los últimos registros del celular de Diana Itzel se localizaba en Cadereyta, Nuevo León.

La joven estuvo sin localizar durante 25 días hasta que por fin la encontraron, de acuerdo a información que proporcionó su mamá a las autoridades, sin dar más detalles.

Hace algunos años una ocasión que salí de la estación Taxqueña de la Línea 1 me encontré a un muchacho de unos 15 años que me pidió dinero. Estaba sucio y maloliente. Me dijo que vivía afuera de la Terminal de Autobuses del Sur, que está a un lado del Metro. Le pregunté por sus papás; me comentó que lo trataban muy mal y por eso decidió salirse de su casa y deambular en la calle. Le di unas monedas, me agradeció y se fue.

Me quedé pensando en la niña localizada en Observatorio; ojalá que no sea otro caso de maltrato familiar y por eso la jovencita permaneció tanto tiempo extraviada. Esperemos que las autoridades especializadas le den el seguimiento adecuado.