El gobierno de Estados Unidos emitió una serie de restricciones en los viajes que sus trabajadores realicen en México, por inseguridad.

«Los delitos violentos, como homicidios, secuestros, robos de vehículos y robos, están muy extendidos y son comunes en México», señaló en un comunicado.

Entre las nuevas medidas, se establece que su personal no podrá realizar viajes nocturnos entre dos ciudades. Tampoco podrán abordar taxis, a menos que sea en sitios o aplicaciones reguladas.

Los empleados del gobierno estadounidense no podrán conducir entre la frontera norte, con la excepción de viajes diurnos dentro de Baja California, entre Nogales y Hermosillo en la carretera federal  y entre Nuevo Laredo y Monterrey.

Adicionalmente, pidió no realizar viajes solos, especialmente en áreas remotas.

El gobierno de Estados Unidos señaló que las medidas se deben a que tiene una «capacidad limitada» para brindar servicios de emergencia en algunas áreas de México.

Fuente: 24 horas