La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió elevar este miércoles en 75 puntos base la tasa de interés de los Fondos Federales.

Con ello, el referencial se ubica en el rango del 1.5 a 1.75 por ciento, desde el 0.75 a 1 por ciento previo.

Esta es la primera ocasión desde noviembre de 1994 que la Fed eleva la tasa en esta magnitud, sin embargo, el mercado ya había descontado este incremento luego de que la semana pasada se dieran a conocer los datos de inflación correspondientes a mayo.

En mayo los precios al consumidor se elevaron 8.6 por ciento a tasa anual en la Unión Americana, lo que implicó su mayor avance en 41 años.

Jerome Powell, presidente de la Fed, ya había adelantado que el organismo actuaría de manera más contundente para mitigar las presiones inflacionarias vistas recientemente.

Ante este complejo panorama inflacionario, varios grupos de análisis esperarían que la tasa de interés en Estados Unidos cierre por encima del 3 por ciento este 2022.

“Ahora esperamos que la Fed suba las tasas de interés al 3 por ciento para el 4T22 y al 3.5 por ciento para el 1T23, es decir, por encima de sus estimaciones de la tasa neutral y, por lo tanto, a una postura restrictiva”, indicaron analistas de la calificadora Fitch Ratings.

Powell sugiere que viene otro ‘manotazo’ de 75 puntos a tasa de la Fed en julio

La Reserva Federal tiene ‘sobre la mesa’ aplicar otro aumento de 75 puntos basea la tasa de interés en la próxima reunión de julio, declaró este miércoles Jerome Powell, presidente del Banco Central.

“Un aumento de 50 o 75 puntos base parece lo más probable en nuestra próxima reunión. Sin embargo, tomaremos nuestras decisiones reunión por reunión”, dijo en conferencia de prensa.

El presidente de la Fed subrayó, empero, que las alzas de 75 puntos bases no se volverán un hábito en EU.

El funcionario añadió que la tasa de interés en EU, que se colocó en un rango de entre 1.5-1.75 por ciento, puede cerrar este año en un nivel que ronde el 3.5 o incluso 4 por ciento.

Fuente: Bloomberg