El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la Fiscalía que resuelva las denuncias que existen en contra Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI, quien ha sido exhibido en varias grabaciones, amenazando periodistas, extorsionado a proveedores, recibiendo dinero ilícito para campañas y entablando estrategias para lavar dinero y evadir el pago de impuestos.

Cuestionado sobre este tema en la conferencia matutina, el mandatario dijo que no se “meterá” en cuestiones partidistas, pero que deseaba que se las autoridades competentes resuelvan el caso, para que no acusen a su gobierno de persecución política.

“Es un asunto de la Fiscalía. Que lo investiguen las autoridades competentes y que sea la Fiscalía en este caso la que resuelva, porque si no nos acusan de persecución y ya he dicho varias veces que no es mi fuerte la venganza”, dijo AMLO en Palacio Nacional.

El titular del Ejecutivo señaló que lo más importante de este caso, es que la gente está informada y que tiene conocimiento de los actos de corrupción.

En este contexto, López Obrador criticó a los panistas que no han salido en defensa de Alejandro Moreno y los calificó de “ingratos”.

“Lo que llama la atención es que están cuestionando al presidente del PRI y en vez de salir a defenderlo, son unos ingratos, se quedan callados. Ahora ni lo conocen, cuando él les dio todo”, recriminó.

“Alito, aguanta, el pueblo se levanta”, ironizó el presidente.

Fuente: El Financiero