Francisco Garfias

No hubo agenda política en la sesión de la Comisión Permanente. Morena amañó las votaciones a mano alzada que ganaron los legisladores que exigían se abriera el debate sobre temas que incomodan al partido oficial y al Presidente de la República. 

 Los guindas no querían hablar de carestía ni de la irrupción de hombres armados en San Cristóbal. Tampoco de la violencia incontenible que enluta al país; menos de los actos anticipados de campaña de las corcholatas de López Obrador en Toluca. 

El presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna, actuó como “matraquero” de Morena (el copyright es de Kenia López Rabadán). 

“No trate de callar a los legisladores. Es necesario hablar de lo que pasó en Toluca”, dijo la senadora panista. 

 Mientras hacía uso de la palabra, Gutiérrez Luna esbozaba una sonrisita burlona. 

 “Usted se ríe, tenga respeto por todos los integrantes de la Comisión Permanente…”, reviró el diputado del PRI, Mariano González. Lo mismo pidió el diputado Eduardo Zarzosa. 

 Gutiérrez Luna se defendió: “Estar contento no puede ser motivo para señalar que alguien le falta el respeto a alguien”. 

 La falta de criterio del presidente de la Mesa Directiva trabó la sesión. Hora y media para decidir si había o no agenda política. Se escudó detrás de un “acuerdo por unanimidad” de la Mesa Directiva–después se supo que no era así— para justificar la ausencia de la agenda política en la sesión. 

El alboroto que provocó en el pleno el anuncio de que no se debatirían los temas políticos llevó a Gutiérrez Luna a someter a votación a mano alzada si se incluía o no la agenda. 

 Tres veces se repitió la votación. En todas ganó que se abriera el debate político. No me lo contaron. Yo lo vi. Al verse en minoría, el presidente de la Mesa Directiva recurrió a un último recurso: votación nominal. Allí ganó el no a la agenda política. 

 Justo es decir que Gerardo Fernández Noroña fue el primero en protestar por la ausencia de la agenda política. “Éste es un espacio, sobre todo, de debate y de reflexión política. 

Me parece un error haber dejado fuera la agenda política”, dijo el diputado petista, y se salió del salón. 

En el mismo sentido se pronunció el coordinador del PT en San Lázaro, Reginaldo Sandoval. Él sí votó a favor de que se discutiera la agenda. 

 La senadora de Morena, Mónica Fernández hasta sugirió que se incluyera en el debate el bloqueo por policías estatales del Congreso local de Tamaulipas “para que puedan hacer sus acciones de pánico, ampliando la estancia del fiscal seis años más”. 

Pero a la hora de la verdad votó en contra de la inclusión de la agenda. El mismo camino siguió Leonel Godoy. 

Al verse en minoría, Gutiérrez Luna alegó que no había claridad sobre la votación a mano alzada, cuando a simple vista se apreciaba que eran más los que querían incluir la agenda política. 

 Pidió entonces votación nominal. Con los que se salieron, y los morenos que se rajaron, ganó por dos votos (19-17) sacar la agenda de la sesión. La oposición, sin embargo, metió los temas por la puerta de atrás: en la discusión de las iniciativas. 

* No es una buena noticia para la economía mexicana el alza de la tasa de interés en Estados Unidos. La Fed subió la tasa en 0.75 puntos base para llevarlas a niveles de entre 1.50 y 1.75. 

 “Le pone presión a los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México para que hagan lo propio (subir la tasa a 7.75, incluso hasta 8 por ciento) en la próxima sesión de política monetaria a celebrarse el 23 de junio”, nos dijo Alejandro Rodríguez, especialista en temas financieros y económicos. 

Advierte de los efectos de la subida de tasas: pone freno a la actividad económica para combatir la inflación. Algo que no le gusta al presidente López Obrador. 

 Aunque el Presidente ha sido cuidadoso con la autonomía de Banxico, Rodríguez recordó que no deja de mandar mensajes de que preferiría no subir tanto el costo del dinero. 

 “Por lo pronto, lo de EU anticipa una desaceleración económica de nuestro principal socio comercial. No es una buena noticia para la maltrecha economía mexicana que, nos guste o no, depende del comercio con América del Norte”, finalizó. 

* En medios taurinos no fue bien recibido el amparo que otorgó la SCJN contra el decreto del estado de Nayarit que declara a la fiesta taurina y las peleas de gallos como patrimonio cultural. 

 “Negativa”, nos escribió en mayúsculas el otrora empresario de la Plaza México, Rafael Herrerías, cuando le pedimos su opinión sobre el fallo de la Corte. No dijo más. 

 La Segunda Sala, que llevó el tema, dejó claro que no se resolvió si deben o no ser prohibidas las corridas de toros y las peleas de gallos, cuestión que no fue planteada en el juicio de amparo. 

Publicado en excelsior