Hoy logro el triunfo y la razón, afirmó el coordinador del grupo parlamentario en el Senado de la República.

En su cuenta de Twitter escribió: “Libre, José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Jucopo del Senado, al que volverá a cumplir con sus funciones. Pobre Veracruz, tan lejos de la justicia y tan cerca del autoritarismo. Sigamos luchando por los cientos de inocentes en prisión; hoy celebramos sólo un paso”.

El legislador dijo que a eguirá luchando porque Veracruz se libere del yugo y del abuso de poder.

Este es, cómo dijo, un primer paso. El siguiente en el caso es que sean resarcidos, Del Río y familia, en penas, en su economía, en su corazón.

Enhorabuena para ellos.

Como se preveía, era cuestión de horas o un par de días para que pusiera un pie fuera de Pacho Viejo.

Es un asunto para celebrar porque se hizo justicia, a pesar de las trabas y artimañas de la fiscalía estatal, de los jueces seguramente instruidos o acordonados por el pedestre gobernador Cuitlahuac García.

Hoy, José Manuel Del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Politica del Senado de la República, alcanzó su muy merecida e inobjetable libertad.

Tras 177 días en chirona, hoy quedó demostrado que cuando una denuncia pública de una injusticia tiene eco. Tal fue el caso de Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional, que vio venir este revanchismo político en contra de su colaborador y amigo, y lo dijo a los cuatro vientos y acudió a las instancias correspondientes para hacer las debidas diligencias.