El primer mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador aseveró que a pesar de la pandemia por COVID-19 y el conflicto entre Rusia y Ucrania, la recaudación no se paró, «por ello en estos momentos la Hacienda Pública está fuerte y eso permite invertir en los programas de Bienestar».

«Y hemos logrado que todos estos programas, al menos cuatro ya estén elevados a rango constitucional, esto es, que ya es un derecho. Y también es un derecho que la atención médica y medicamentos sean gratuitos y esa es una asignatura pendiente, ya que enfrentamos la pandemia y aplicamos 200 millones de dosis, pero ahora que regresó el bicho ya no causa el mismo daño, ya no hay que hospitalizarse, ya no hay fallecimientos», según el funcionario tabasqueño.

López Obrador mencionó que el compromiso es levantar todo el sistema de salud pública y hacerlo de primera, con médicos en todos los centros de salud, especialistas y medicinas, esto es, abasto suficiente y atención gratuita; ya que la salud y la educación son derechos.

Agregó que los connacionales en Estados Unidos han ayudado mucho en los temas de recaudación y aclaró, que el año pasado enviaron 52 mil millones de dólares que van a 10 millones de familias de los pueblos; las remesas reactivan la economía «y gracias al creador no hubo hambre», puntualizó.