El senador Higinio Martínez anunció que acepta la encuesta propuesta por la dirigencia de Morena para definir en los próximos días al Coordinador(a) o Promotor(a) en el Estado de México, y eventual abanderado a la gubernatura, al demandar que para ello se considere el más grande movimiento morenista observado en la entidad, como Mexiquenses de Corazón.

Ante un lleno total de mujeres en la Arena CDMX, recinto que alberga lugar para más de 20 mil personas, el legislador aclaró que todavía está abierta la posibilidad del consenso y aunque no habrá reclamos de su parte, esta semana “agotaré hasta el último momento mi convicción del consenso para designar al candidato a gobernador del Estado de México”.

En la última etapa de convenciones organizadas por Mexiquenses de Corazón, Martínez Miranda dijo que la propuesta lanzada en días pasados a sus compañeros no tuvo respuesta, porque no aceptaron el reto de verlo a los ojos y decir por qué no podían apoyarlo.

“O en su caso por qué no tuvieron el valor de pedirme mi apoyo para que ellos tuvieran esta designación, ellos tendrán sus razones, muy personales, pero que no sean producto de un gran equipo de trabajo”.

Reveló que a una semana de que se emita la convocatoria para elegir al Coordinador de Morena en el Estado de México, tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador como los dirigentes de Morena se inclinaron por la encuesta.

“Más que al consenso se prevé prefiere la competencia interna a partir de una encuesta. Adelante con ella, no hay ni habrá reclamo alguno sobre dicho mecanismo de mi parte”, indicó.

Insistió en que no es un político vulgar y ambicioso, por lo que dejará pasar estos días para conocer la convocatoria para la encuesta y el fin de semana se reunirá con los dirigentes de Mexiquense de corazón “para tomar la decisión final que ustedes nos indiquen”.

“Como lo he dicho muchas veces, la traición y la deslealtad nunca jamás estarán de mi lado. Que la practiquen otros, que la disfruten otros, pero yo no. Aquí no hay traición y menos traicionaré mi historia política y pública de 47 años de militancia partidista”.

En presencia de liderazgos mexiquenses de Morena como las alcaldesas de Tecámac, Mariela Gutiérrez; de Chimalhuacán, Xóchitl Flores; las ex presidentas de Naucalpan y Atizapán, Paty Durán y Ruth Olvera, así como las senadoras Malú Micher, Ana Lilia Rivera, Martha Guerrero y Lucía Meza, entre otras, y el líder del Congreso mexiquense, Maurilio Hernández, el legislador sostuvo que la victoria moral está de su lado con un amplio movimiento como Mexiquenses de Corazón.

“Respetaré y aceptaré el procedimiento de la encuesta, que no haya ninguna de dudas sobre eso. Ese es el mecanismo que consideran más idóneo para designar en este caso el próximo líder del Estado de México. Así lo plantea el presidente de la República y los dirigentes nacionales”.

Entre coros de “¡gobernador, gobernador…!” resaltó que intentó el consenso, porque no era una propuesta descabellada, pero al final la disyuntiva de los dirigentes será si respetan el movimiento más grande o va a ignorar la fuerza del más grande movimiento observado en los últimos años.

El exalcalde de Texcoco subrayó que no podrán pedirle que les entregue este movimiento a quien con un solo procedimiento administrativo decida quién merece encabezar el trabajo de todos.

Aseveró que los ideales y principios no se entregan y si la encuesta lo define, entregará la estafeta a quien digan los dirigentes nacionales del partido. “No tengo obsesión por ser gobernador, nunca. No soy retomando palabras sabias, no soy un ambicioso pulgar. Y las dos cosas las he demostrado y lo voy a seguir demostrando y como lo he dicho: la traición y la deslealtad nunca jamás estarán de mi lado.