El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la duración del juicio que enfrenta el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, en Estados Unidos y pidió a las autoridades correspondientes aclarar las pruebas en su contra.

“Ya lleva mucho tiempo”, comentó este miércoles el mandatario y pidió “estar al pendiente” del juicio que inicia formalmente en octubre, “no vaya a ser qué le quieran dar largas”.

López Obrador señala que existen tres cuestiones que las autoridades estadounidenses deben esclarecer: una de ellas es comprobar lo que está en el expediente; la otra es verificar si las acusaciones fueron fabricadas y si esto fue así, averiguar quién ordenó su fabricación, de dónde surgieron, y quiénes fueron los responsables y finalmente, si las pruebas resultan verídicas, ¿hasta dónde va a llegar el caso? ¿nada más va a ser García Luna?, cuestionó.

El mandatario enfatizó la tercera cuestión que involucra a más actores políticos, entre ellos al expresidente Felipe Calderón.

“Últimamente han estado saliendo testimonios de testigos que han declarado contra García Luna pero involucran a Calderón entonces cómo le van a hacer con ese juicio en Estados Unidos, por eso entiendo sus preocupaciones y la gente que esta ahí involucrada, que participaron de todos los sectores”, acusó.

Cabe mencionar que, los fiscales y abogados en el caso de Genaro García Luna, acusado de narcotráfico, pidieron este lunes a un juez que firme una orden para poder intercambiar pruebas que sólo verá el abogado y no podrá ver ni el propio García Luna.

Esa pruebas estarán designadas en la categoría de “tan sólo para ojos del abogado”, escribieron fiscales de la corte del distrito este de Nueva York y César de Castro, el abogado defensor del exfuncionario mexicano.