La Fiscalía General de Justicia de Chihuahua busca la autorización de Estados Unidos para ejecutar cinco órdenes de aprehensión más giradas en contra del exgobernador César Duarte Jáquez por múltiples delitos de corrupción, entre ellos, un desvío por 120 millones de pesos en el que también estaría implicado quien fuera auditor superior del estado.

La autorización del gobierno estadounidense es necesaria debido a que fue ese país el que detuvo y extraditó a Duarte, pero por otro caso relacionado con un posible peculado. Y de acuerdo con el artículo 17 del Tratado de Extradición firmado entre México y EU, en caso de que se quieran fincar nuevos cargos a una persona extraditada se requiere el aval del país que lo entregó.

Autoridades ministeriales del estado confirmaron que el trámite de solicitud a dicho país ya se puso en marcha con el auxilio de la Fiscalía General de la República (FGR), para que, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), se remitan los documentos al Departamento de Estado de EU.

La fiscalía estatal remitió a su homóloga federal las copias de al menos cinco expedientes integrados en contra de Duarte, en los que se incluyen copias de las carpetas de investigación, copias certificadas de las órdenes de aprehensión y legalizaciones de plazos de prescripción, entre otros documentos.

Uno de los casos que forman parte de este paquete y que se espera sea la segunda orden de aprehensión que se autorice por EU es el relacionado con el desvío de 120 millones de pesos desde la Secretaría de Hacienda de Chihuahua, mediante la razón social Kepler Soluciones Integrales, SC. “De varios asuntos se envió la solicitud, pero de este se advierte que será de los primeros en tener respuesta”, dijo uno de los fiscales consultados.

En contra del exgobernador César Duarte hay, en total, 17 órdenes de aprehensión giradas por jueces de Chihuahua por diversos delitos, por lo que se prevé que en los siguientes meses la fiscalía estatal envíe nuevas solicitudes a EU, además de las cinco referidas ahora.

A nivel federal, la FGR también cuenta con una indagatoria por posibles delitos electorales en contra del exgobernador.

Actualmente, Duarte permanece en prisión preventiva en Chihuahua mientras avanza la investigación complementaria por el caso por el cual se le extraditó originalmente y por el que fue vinculado a proceso el pasado 8 de junio.

Con información de Animal Político