El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no es títere o pelele de ningún gobierno extranjero, pues su deber es defender la libertad, independencia y soberanía del país en materia energética, en referencia a la disputa con Estados Unidos y Canadá por supuestas violaciones al T-MEC.

Durante la supervisión del Plan de Salud IMSS-Bienestar en la Unidad Médica IMSS Bienestar ubicada Nayarit, el mandatario federal calificó a quienes apoyan a empresas extrajeras como «reaccionarios» y «traidores a la patria», ya que no hacen lo mismo con empresas mexicanas como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Estados Unidos con Canadá nos hacen un reclamo porque queremos rescatar nuestro petróleo y electricidad, pero los reaccionarios defienden a las empresas petroleras del extranjero. Son unos traidores a la patria, pero no vamos a dar ni un paso atrás ya que México es un país independiente y no es colonia de ningún país extranjero y el Presidente de México no es un títere o pelele de gobiernos exteriores”, dijo el tabasqueño.

López Obrador dijo que hará valer la soberanía e independencia del país, y aclaró que aunque no les guste a los opositores el precio de energéticos es más barato en México que en Estados Unidos, como el costo del litro de gasolina.