Tras ser señalados como presuntos líderes de una banda delictiva dedicada el secuestro exprés en el Valle de Toluca, tres agentes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) fueron vinculados a proceso y permanecerán en el penal de Almoloya de Juárez hasta recibir sentencia.

Este grupo estaba conformado por al menos otros seis elementos de la Fiscalía mexiquense y la Secretaría de Seguridad del Estado de México, los cuales siguen prófugos.

De acuerdo con las autoridades, el modus operandi de estos individuos era acusar a ciudadanos de cometer delitos contra la salud y exigirles dinero a cambio de no presentarlos ante el Ministerio Público, así como su posible relación en la comisión de otros delitos no detallados.

Así funciona

Uno de los casos ocurrió el pasado 12 de julio, en la calle Miguel Hidalgo, en la colonia San Bernardino, en la capital mexiquense, donde habrían interceptado al conductor de un vehículo marca Hyundai, tipo Accent, en el cual viajaban dos personas.

Al parecer, los ex agentes de estas corporaciones sometieron a la víctima, lo bajaron del auto y subieron a otra unidad, para advertirle que sería presentado ante la autoridad ministerial por presuntos delitos contra la salud, pero lo dejarían en libertad a cambio de una cantidad de dinero.

El hombre se negó a pagar la cantidad, y los presuntos delincuentes lo trasladaron hasta la calle Guillermo Prieto, colonia San Sebastián, cerca de las oficinas centrales de la FGJEM para presionarlo y volver a exigir la suma de dinero. La víctima denunció estos hechos ante la fiscalía, por lo que se inició el proceso de investigación que dio como resultado la identificación de nueve elementos, cinco de la fiscalía mexiquense y cuatro de la policía estatal.

Determinaron vinculación a proceso

Con base en el avance de las investigaciones se identificó a Abel Isaac «N», Herminio «N» y Bernardo Adrián «N», en ese momento policías de investigación de la fiscalía, como probables líderes de dicha nada, por lo que fueron detenidos e ingresados al penal de Santiaguito.

Luego de analizar las pruebas, la autoridad judicial determinó vincularlos a proceso por su probable responsabilidad en el delito de secuestro exprés, con plazo de tres meses para el cierre de investigación complementaria.

Cabe mencionar que los otros dos agentes de la FGJEM identificados como Óscar «N» y José Luis «N», así como Gildardo «N», Diego Armando «N», Hugo «N» y Mariana Enedina «N», policías estatales, también tienen una orden de aprehensión, aunque permanecen prófugos.

Con información de Milenio