Tras su tropiezo en mayo, la población ocupada, tanto formal como informal, en México registró una ‘ligera’ alza en junio, revelaron los Indicadores de Ocupación y Empleo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe), que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la población ocupada en el país aumentó 280 mil 964 personas en junio con respecto a mayo, cuando ésta disminuyó en dicho mes 518 mil 79.

La recuperación de los empleos perdidos a causa de la pandemia se dio a finales del año pasado, pero sufrió una caída en enero por el repunte de contagios por ómicron en el país que volvió a replegar las actividades económicas, principalmente en el sector servicios. Posteriormente, los tres meses siguientes se recuperó la población ocupada, hasta una nueva pausa en mayo, y una ligera recuperación en el sexto mes del año.

Los empleos en los sectores del gobierno, servicios diversos, construcción y agropecuario son los que más crecieron en junio con respecto a mayo pasado, mientras que la industria extractiva y de electricidad, siendo las mujeres las más afectadas en este sector, así como las plazas en servicios financieros y sociales descendieron.

A poco más de dos años de que comenzó la pandemia en el país, con los resultados de mayo de 2022, el nivel de ocupación quedó 1.7 millones de plazas por arriba de lo reportado en marzo de 2020, antes de la contracción del mercado laboral y la reducción drástica de la fuerza de trabajo.

A junio, la población económicamente activa (PEA) fue de 59.4 millones de personas, de éstas, 57.4 millones de personas estuvieron ocupadas.

Aumenta informalidad

La población ocupada en la informalidad laboral fue de 32.1 millones de personas en junio, mientras que en mayo este tipo de actividad empleó a 31.8 millones de personas. Así, la tasa de informalidad laboral (TIL1) fue 55.8 por ciento de la población ocupada.

Mientras tanto, la población ocupada en el sector formal pasó de 25 millones 345 mil a 25 millones 326 mil de mayo a junio pasados.

En tanto, la población desocupada registró un aumento mensual de 57 mil 570 personas, al sumar 1.98 millones de personas en junio pasado, su tercer mes consecutivo de alza.

A su interior, las personas subocupadas; es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 5.1 millones (8.9 por ciento de la población ocupada) en junio, lo que representó un aumento con respecto a los 4.8 millones de mayo; toda vez que frente a junio del año pasado se registró una reducción de 1.7 millones de personas.

En junio de 2022, a tasa mensual y con cifras desestacionalizadas, la tasa de desocupación no varió, al ubicarse en 3.3 por ciento.

Personal ocupado y remuneraciones en sectores económicos, sin cambios en mayo

En mayo, el personal ocupado en los sectores de manufactura, construcción, comercio y servicios no registró variación mensual, reveló el Índice Global de Personal Ocupado de los Sectores Económicos (Igpose).

De acuerdo con la información que dio a conocer este jueves el Inegi, el Igpose se ubicó en 107.5 puntos en mayo, luego de que en abril se revisó a la baja con una caída de 0.1 por ciento.

Así, el personal ocupado está 2.0 por ciento por debajo del nivel que alcanzó previo a la pandemia en enero de 2020 (109.7 puntos).

El Indicador Global de Personal Ocupado en los Sectores Económicos muestra una incipiente tendencia creciente, resaltó el Inegi. En su comparación anual, el indicador del personal ocupado avanzó 1.2 por ciento.

El avance de los indicadores se da en un contexto en donde los casos de contagio de la variante ómicron aminoraron; de la guerra en Ucrania; el crecimiento económico se moderó y el incremento de precios al consumidor siguió al alza.

Por su parte, el Índice Global de Remuneraciones de los Sectores Económicos (Igrese), en términos reales, alcanzó un nivel de 117.5 puntos en el mes de referencia y no registró variación mensual, luego del avance de 0.7 por ciento mensual en abril, con datos ajustados por estacionalidad para hacer los periodos comparables.

En su comparación anual, el Igrese avanzó 2.2 por ciento, su cuarta lectura positiva, luego de cuatro registros anuales consecutivos a la baja.

En cuanto al Índice Global de Remuneraciones Medias Reales de los Sectores Económicos (Igremse), éste reportó una caída en mayo de 2022 frente al mes que le precede, de 0.3 por ciento, al ubicarse en 109.5 puntos con cifras ajustadas por estacionalidad. A tasa anual las remuneraciones medias reales se colocaron 0.9 por ciento por arriba del nivel alcanzado el año anterior.

Fuente: La Jornada