La primera jornada de votación interna en Morena para elegir a sus tres mil congresistas nacionales transcurrió entre afiliaciones exprés en los centros de votación y movilizaciones masivas de votantes hacia estos puntos.

Incluso se permitió la votación de menores de 18 años con la presentación de su Clave Única de Registro de Población (CURP).

El presidente nacional del Morena, Mario Delgado, aseguró momentos antes de emitir su voto en la Sala de Armas de la Ciudad Deportiva, en la alcaldía de Iztacalco, que no permitirán “las prácticas de otros partidos como la compra de votos, el acarreo y la simulación”, por lo que pidió a la militancia morenista estar atenta a anomalías.

“Aquellos casos donde tengamos el reporte de un acarreo y tengamos pruebas se va a presentar las quejas a la Comisión de Honestidad y Justicia y vamos a evaluar si se cumplió con la convocatoria y fueron elecciones libres.

“Y nosotros podrías ahí tomar decisiones, pero no vamos a permitir que en algún distrito haya este tipo de prácticas y donde encontremos pruebas se anularía la votación de ese distrito”, aseveró el líder de Morena.

Más tarde, la secretaria general del partido, Citlalli Hernández, comentó que tendrán que hacerle entender a las personas que se suman de otros partidos, que hay otras reglas y no quieren que traigan las prácticas de otros partidos que incluso los han destruido, “pero ya estaremos poniendo orden”.

“Más allá de dónde vengan (los militantes que afiliaron) el tema es cómo llegamos y en Morena tenemos que ir llegando de donde sea, nos hemos encontrado distintas generaciones, de distintos movimientos, de distintas expresiones políticas.

“Lo que no se puede perder de vista es que en Morena no queremos jugar con trampas, con el acarreo, con las prácticas tradicionales; hay quienes van llegando con esas prácticas, lo sabemos, luchamos contra una cultura política tradicional”, dijo Hernández.

En el centro de votación que se instaló en Iztacalco se estacionaron decenas de unidades de transporte colectivo sobre Viaducto Río de la Piedad que llevaron a cientos de personas para que votaran en la jornada de este sábado.

Mientras que en cada una de las 24 sedes para los 24 distritos electorales que conforman la Ciudad de México hubo mesas de afiliación exprés en la que bastaba presentar la credencial de elector y llenar un formato para luego formarse varias horas para emitir su voto.

En las mesas receptoras de votos que se instalaron en Avenida Ricardo Flores Magón 1, en Tlatelolco, la fila para participar cuando ya habían transcurrido 30 minutos después del horario de cierre programado para las 17:00 horas, todavía se podían contar al menos unas 200 personas esperando ingresar.

En este punto el llamado más insistente del personal de logística de Morena a las personas que acudieron a votar era que no utilizarán sus teléfonos celulares para sacar fotos a la boleta, pues eso estaba prohibido, sin embargo, la gente continuaba haciéndolo.

Jornada blanca

Durante la elección se reportaron algunos pleitos a golpes entre asistentes en las canchas del Multifamiliar del Centro Médico en la Roma Sur, en la capital del país, debido a la tardanza para votar y que no se respetaba la fila.

Temprano, Delgado dio cuenta de un incidente en Tehuacán, Puebla donde un grupo de aproximadamente 20 personas se llevó papelería que se utilizaría para la votación.

Según el reporte que dio el dirigente nacional morenista lograron resguardar 90% de la papelería y la jornada de votación se reanudó, aunque por la tarde se reportó la quema de boletas y urbanas en ese municipio y en el estado de Chiapas por gente que acusó irregularidades como compra de votos y acarreo de votantes.

Este sábado se realizó la votación en los estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Colima, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Mañana domingo se realizará en el resto de las 32 entidades del país, y que son donde la administración no está encabezada por un morenista, es decir, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Yucatán.

Fuente: 24 horas