Aunque no especificó los detalles de los acuerdos, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este miércoles que autorizó apoyar a los vecinos de los municipios de Tultepec y Tultitlán que se oponían al paso del Tren Suburbano para conectar la estación Lechería con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Los habitantes de esas demarcaciones mexiquenses acusaban que el paso del ferrocarril partiría sus comunidades dejándolas incomunicadas por lo que pedían al gobierno federal cambiar el trazo del tren o construir pasos elevados.

De acuerdo con el mandatario federal, la semana pasada sostuvo una reunión con autoridades de cinco ayuntamientos del Estado de México, que circundan el AIFA, y donde pasará el Tren Suburbano y para lo cual se autorizó una inversión adicional en obras complementarias aunque no especificó su naturaleza y monto.

“El tren del aeropuerto a Lechería, la semana pasada tuvimos una reunión y ya se autorizó el apoyo a los vecinos, se llegó a un acuerdo con los 5 presidentes municipales y les agradezco que nos están ayudando y desde luego a los vecinos que nos permitan avanzar a la obra y que se está buscando no perjudicarlos.

“Implica una inversión adicional, ya se tiene eso y que nos ayuden, que nos apoyen que se pongan a pensar que no es una obra de lucro o en beneficio de una empresa, es una obra pública en beneficio de todos, todos somos dueños de las obras públicas”, afirmó.

Las obras del ramal que comunicará al AIFA comenzaron en agosto del año pasado y se tiene previsto que estén concluidas hacia el segundo semestre del próximo año, sin embargo, de acuerdo con el primer informe de la Cuenta Pública de 2021, la construcción presenta un atraso de 4 meses fundamentalmente por carecer de derecho de vía, que tiene un avance del 40%.

Tanto el gobierno federal como la empresa Ferrocarriles Suburbanos, la cual tiene la concesión sobre el ramal, proyectaron una inversión de 25 mil millones de pesos para edificar la obra. De dicho presupuesto, 15 mil millones de pesos serían aportados por el concesionario a través de un crédito gestionado en la banca de desarrollo.

No obstante, el 27 de mayo, Manuel Gómez Parra, director general de Transporte Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), reconoció que el crédito no ha podido ser concretado, a 12 meses de haberse iniciado la obra.

Con información de Forbes México