La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó este sábado 6 de agosto que se formó la depresión tropical “Nueve-E”, al sur de las costas de Colima y Jalisco.

Se pronostica que pueda intensificarse a tormenta tropical en el transcurso de la tarde-noche de este sábado y su amplia circulación reforzará la probabilidad de lluvias en Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco y Baja California Sur, es decir, en el occidente y sur del país.

La dependencia también detalló que este fenómeno se desplaza hacia el noroeste del país. A las 16:30 horas, “Nueve-E” se localizaba a 520 kilómetros al sur-suroeste de Manzanillo, Colima, y a 540 km al sur-suroeste de playa Pérula, Jalisco.

La depresión tropical en el Océano Pacífico producirá vientos fuertes y oleaje, de 1.5 a 2.5 metros de altura, en las costas de Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco y Baja California Sur.

Además, el monzón mexicano, canales de baja presión, aire inestable superior y la proximidad de una nueva onda tropical ocasionarán lluvias fuertes a muy fuertes sobre estados del noroeste, occidente, centro, sur y sureste del territorio nacional, incluida la península de Yucatán.

¿Qué es el monzón mexicano y qué lo ocasiona?

Entre los seis monzones anuales, uno de ellos es el de América del Norte también conocido como monzón mexicano. El fenómeno generalmente golpea a nuestro país y el suroeste de Estados Unidos durante el verano, lo que genera lluvias nutritivas para la agricultura junto con amenazas de inundaciones repentinas y vientos violentos.

En este tiempo de transición entre estaciones existe un cambio en la dirección de los vientos, lo cual hace que vientos intensos provenientes del sur arrastren humedad del Golfo de California y el Océano Pacífico hacia el noroeste de México y el suroeste de Estados Unidos.

El inicio del monzón mexicano se da a finales de junio y varía en función de la latitud; es decir, el ingreso de humedad que generan las lluvias comienza en la sierra Madre Occidental y se interna gradualmente hacia el noroeste de México, condición que permanece entre tres y cuatro meses, pudiendo durar hasta septiembre.

Fuente: El Financiero