La Comisión Permanente del Congreso de la Unión recibió un llamado del Congreso de la Ciudad de México, para que diputados federales y senadores hagan donaciones voluntarias de recursos económicos a favor de los animales rescatados de la fundación Black Jaguar-White Tiger.

La coperacha tiene como fin adquirir medicamentos, insumos y equipo veterinario para atender a los animales asegurados y que se encontraban en malas condiciones de salud y maltrato, en la organización privada referida.

Donativos a favor de felinos rescatados

Los congresistas capitalinos pidieron desde el pasado 27 de julio a las mesas directivas del Senado de la República y la Cámara de Diputados, hacer la donación a través de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

“La manutención, alimentación, y recuperación de la salud de estos animales generará un alto costo para el gobierno y los involucrados, por lo que es necesario concientizar y ayudar, como sociedad, a su pronta recuperación, como parte de la conservación de la vida silvestre y el bienestar animal de la ciudad de México“, expresaron los parlamentarios locales.

Maltrato a especies salvajes en presuntos “santuarios”

El congreso capitalino indicó que si bien en la ciudad capital hay un par de zoológicos y Unidades de Manejo Ambiental para la Conservación de la Vida Silvestre, también se ha autorizado a particulares, el uso de predios e instalaciones para el manejo de esos especímenes.

Admitieron que en muchas ocasiones, las personas involucradas no han cumplido con las disposiciones establecidas por la ley y no han dado trato digno y respetuoso a los ejemplares a su resguardo, tal y como ocurrió con la citada fundación.

Al pedir cooperación económica, indicaron que ante las denuncias públicas sobre el maltrato, condiciones precarias e insalubres en que se encontraban ejemplares de vida silvestre a cargo del presunto “santuario”, se hicieron visitas de inspección y se corroboraron los hechos.

Recordaron que desde el pasado mes de julio se hicieron visitas de inspección para comprobar la situación de los animales.

En un predio ubicado en la zona de Santo Tomás Ajusco, en la alcaldía Tlalpan, fueron localizados cerca de 190 grandes felinos, incluyendo leones africanos, leones blancos, tigres, jaguares, pumas, dos coyotes y 17 primates que en general presentaban un estado de salud de regular a deficiente.

Los especímenes tenían avanzado grado de desnutrición, deshidratación y descuido general, así como muestras de trato poco digno y poco respetuoso.

Recordaron que de los ejemplares encontrados, ochos grandes felinos tenían condición crítica; algunos de ellos fueron trasladados al zoológico de Chapultepec, para darles atención, alimentación y procurar la recuperación en su salud.

No obstante, los recursos públicos disponibles para atender y restablecer su salud, son insuficientes, insistieron.

Con información de MVS Noticias