Luego de las denuncias de acoso al interior el Conservatorio Nacional de Música (CNM), Patricio Méndez Garrido declinó asumir la dirección de la institución educativa, por lo que fue nombrada de forma interina Silvia Navarrete.

La Secretaría de Cultura informó en un comunicado que Méndez Garrido entregó este jueves una carta en la que informaba al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) su decisión de no asumir la dirección del Conservatorio.

En la carta, Méndez Garrido señaló que “la motivación para participar en el proceso de auscultación obedeció a contribuir en el fortalecimiento y el desarrollo académico de esta institución, semillero de artistas y músicos instrumentistas, compositores y musicólogos”.

Además, afirmó que durante su estancia como profesor nunca recibió alguna queja sobre su “proceder didáctico, pedagógico o por la forma de trato hacia las y los estudiantes, no fui señalado y nunca se me notificó que hubiera algún tipo de denuncias por violencia de género, psicológica, verbal, discriminación y/o hostigamiento sexual”.

Enfatizó que ha sido “objeto de una campaña mediática de linchamiento, sin ningún sustento por algunos docentes y un sector de estudiantes que no representan el sentir de la comunidad del CNM, sin la oportunidad para expresar y aclarar las acusaciones sin fundamento ni apegado a derecho hacia mi persona”.

Tras la declinación a asumir el cargo fue nombrada la pianista Silvia Navarrete como directora interina del Conservatorio Nacional de Música, “hasta en tanto se lance una convocatoria y se lleve a cabo un proceso de auscultación para definir la nueva Dirección de esta escuela que representa un espacio fundamental para la educación musical en México”.

“La maestra Silvia Navarrete, nombrada como directora interina, tiene una larga trayectoria académica y artística, y ha colaborado con la Dirección General del Instituto para impulsar la Gala de jóvenes pianistas que se forman en la Cátedra “Ricardo Castro” y comparte con la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Inbal la postura de Cero tolerancia a la violencia de género, a la discriminación y al racismo”, detalló el instituto.