El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó que en el caso de Heidi Mariana, menor de cuatro años que murió al recibir una bala perdida durante un presunto enfrentamiento en Nuevo Laredo, Tamaulipas, los elementos del Ejército que participaron serán castigados.

Durante su tradicional conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el mandatario federal recordó que el pasado 31 de agosto hubo un enfrentamiento entre elementos del Ejército con una “banda de delincuentes”, lo que resultó en el asesinato de la menor.

Según señaló el jefe del Ejecutivo federal, fue el propio secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval González, quien dio la orden para realizar la investigación interna, con el fin de dar con los responsables y castigarlos, ya que, declaró, en su gobierno “no hay encubrimiento”.

“Se asesinó a una niña en la balacera, en el tiroteo, muy lamentable. Se hizo la investigación, creo ya está el resultado, y se va a castigar a los responsables. Se está por definir, pero el propio secretario de la Defensa dio la instrucción y se actuará de inmediato porque no hay encubrimiento”.

En su participación, el presidente López Obrador dijo que se pueden “dar estos de casos”, aunque, añadió, “sí aplica el que lamentablemente es la excepción, no la regla”.

Además, aprovechó para enviar un mensaje a la oposición, quienes, afirmó, se “alborotan” con este tipo de tragedias para “golpear a su administración”.

“Desde luego se nos presenta esta situación lamentable, dolorosa para la familia, y nuestros adversarios se alborotan los zopilotes”, manifestó.

Cabe señalar que el pasado 4 de septiembre, familiares de la menor Heidi Mariana Pérez Rodríguez exigieron al presidente Lópéz Obrador que se llegue “hasta las últimas consecuencias” en el caso, así como que no haya impunidad al estar supuestamente involucrados miembros del Ejército.

“Que por favor escuche, que por favor haga justicia, él (AMLO) también es padre, es abuelo y no creo que sienta el dolor que yo siento, pero espero me comprenda me pueda ayudar”.

Mientras que la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó, el pasado 3 de septiembre, la privación arbitraria de la vida de Heidi Mariana, “y la cual habría sido consecuencia del uso de la fuerza letal por parte de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional”.

A través de un comunicado, la ONU-DH dio a conocer que, de acuerdo con información recibida, la muerte de la menor habría sido resultado del impacto, al menos, de un proyectil de arma de fuego.

Por ello, Guillermo Fernández-Maldonado Castro, representante en el país de la ONU-DH, sostuvo que “el uso de la fuerza letal desplegada en este caso es contrario a estándares internacionales de derechos humanos”.

“Urgimos a las autoridades a iniciar una investigación civil independiente, pronta y diligente, que incorpore estándares internacionales de derechos humanos, con pleno respeto del interés superior de la niñez, de conformidad con la Convención sobre los Derechos del Niño. La investigación debe identificar a los responsables directos de la muerte de Heidi Marina, así como las responsabilidades en la cadena de mando”, añadió.

Finalmente, instó a la Sedena a cumplir con tomar con todas la medidas necesarias para cooperar con las autoridades civiles, entregar sin demora la información relevante, asegurar que su personal colabore con las autoridades, e “identificar y erradicar toda práctica institucional interna que permita, facilite o no prevenga la reiteración de este tipo de casos”.

Fuente: Infobae