Ocho viviendas fueron directamente afectadas y más de 20 personas fueron desplazadas por el riesgo de derrumbe en Tuxtepec, Oaxaca.

El titular de Protección Civil municipal, Francisco Javier Hernández López, acordonó la zona e instruyó el desalojo.

Se “va carcomiendo por debajo del drenaje la tierra todavía, les ofrecimos el albergue de la unidad deportiva, ahí tenemos cuatro camas, cuatro departamentos y, por cualquier situación que surja, tenemos colchonetas y sarapes”, indicó el funcionario local.

Hay habitantes que fueron afectados indirectamente, pues. debido a que la intersección se deslavó, quedaron prácticamente encerrados. Por ello, decidieron abandonar sus viviendas después de 36 años de habitarlas.

Los deslaves comenzaron el 21 de junio y no han cesado hasta la fecha, el último fue el pasado martes 6 de septiembre, debido a las fuertes lluvias provocadas por sistemas de baja presión, ondas y tormentas tropicales que han azotado a la región de la Cuenca del Papaloapan.

Lo anterior, aunado al aumento del nivel del Río Papaloapan y que el agua pluvial de las colonias residencial del sur, El Dorado, Hacienda Real, casas Geo, entre otras, bajen con mayor fuerza hasta la Víctor Bravo Ahuja, lo que provoca el reblandecimiento de la tierra y el colapso o derrumbe posteriormente.