Una huelga prevista para llevarse a cabo el 9 de septiembre en la planta principal en México de la automotriz alemana Volkswagen se movió al día 14 del mismo mes mientras la empresa y los representantes laborales continúan las negociaciones salariales, dijo el viernes el sindicato local.

El Sindicato Independiente de Trabajadores Automotores (Sitiavw) había amenazado con iniciar un paro el viernes en la planta de Volkswagen en el central estado Puebla, que emplea a cerca de 7,000 trabajadores sindicalizados, si no se llegaba a un acuerdo con la empresa sobre los salarios.

El contrato en discusión estará vigente por dos años, con una nueva negociación sobre el pago en un año.

La empresa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los trabajadores rechazaron en dos votaciones el mes pasado un acuerdo negociado por Sitiavw y la compañía para aumentar los sueldos un 9%, que habrían sido el incremento salarial más alto en un fabricante de automóviles en México en los últimos años.

Después de las votaciones, las autoridades laborales de México dijeron que el sindicato podría solicitar una extensión del plazo de huelga del viernes para continuar las conversaciones con la empresa.

La unidad mexicana de Volkswagen informó la semana pasada que estaba decepcionada por el hecho de que los trabajadores no aprobaron el acuerdo salarial del 9% y advirtió que el rechazo perjudicó a todas las partes.

Fuente: excelsior