El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, aseguró que la policía nacional, bajo un mando militar, es un camino equivocado, luego de que este viernes se publicó el decreto que da a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el control de la Guardia Nacional.

Dijo que la militarización no puede ser la apuesta del futuro para resolver el problema de inseguridad en el país.

En entrevista, previo a un evento del presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que no cuestiona ni está a debate la importancia del Ejército, porque tiene una participación relevante en las tareas de seguridad y es una institución con prestigio.

“Plantear que la Policía nacional esté bajo un mando militar nos parece un camino equivocado. Lo hemos dicho en muchas ocasiones, no tiene nada que ver nuestra postura, con un cuestionamiento a la importancia del Ejército, a su prestigio como institución de este país.

“No puede ser la apuesta del futuro militarizar el país”, dijo.

El gobernador del Movimiento Ciudadano (MC) consideró como mejor opción retomar el espíritu de la reforma constitucional, que permitió crear la Guardia Nacional, y fortalecer las policías locales.

Este viernes, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, militante del PAN y quien está a días de terminar su mandato, apoyo y festejó la reforma aprobada por el Congreso para pasar la Guardia Nacional al control de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Hoy le reitero que, como siempre lo he manifestado, me he manifestado a favor de que la Guardia Nacional se incorpore a la Secretaría de la Defensa Nacional, porque esto garantiza que esta institución pueda perdurar en el futuro. Eso garantiza que tengamos mejores instrumentos para poder combatir la inseguridad, se lo digo como gobernador, y se le digo como ciudadano”, dijo.

Fuente: Animal Político