Para el abogado, Jesús N, esposo y presunto feminicida de la cantante Yrma Lydya, concedió su primera entrevista desde el reclusorio Norte, en la que aseguró que la artista es presentada como la víctima cuando en realidad fue ella quien lo “amenazó, agredió, defraudó, engañó, explotó, robó y utilizó debido a su avanzada edad.

El abogado de 79 de edad se rehusó a hablar sobre el feminicidio de su joven esposa, argumentando que su defensa se lo prohíbe por tratarse de una investigación en curso, pero señaló que la joven “desestabilizó mi mente y mi vida”.

En entrevista con el periodista Mario A. Salgado Becil, el acusado de matar de tres disparos a Yrma Lydya en un lujoso restaurante de la Ciudad de México, ahora dice que nunca conoció realmente a la persona con quien se casó y habla de ella como de una desconocida, a quien según él, ahora trata de descubrir quién fue realmente.

“Sé que hablar de un muerto está mal, se les debe recordar por todo lo bueno que hicieron, pero yo no sé con quién me casé. No sé si estuve casado, no sé si era su nombre y quién era. Me he encontrado con una persona que no existía, en mi experiencia no sé quién es ella y, si hablo de la muerta, es tratando de averiguar quién era” dijo en su encuentro con el periodista.

“Nunca me casé con la mujer que falleció, es una desconocida para mí. No sé su edad, nunca conocí a su padrastro, todas las direcciones que me daban eran falsas, fue registrada nueve años después de que nació, existen dos actas de nacimiento diferentes, no tiene antecedentes escolares” dijo Jesús “N” en la charla.

Al ser cuestionado si durante su matrimonio con la cantante ejercía violencia física sobre ella, el ahora preso dice que “ella me pegaba a mí; no tengo fuerza en las manos, tampoco en los brazos ni en las piernas desde que me operaron de la columna”.

Según el presunto feminicida, este se casó con la joven porque la familia de ella le aseguró que él sería el primer hombre en su vida amorosa: “Yo me casé con ella sin haberla besado nunca, para mí era una gran muchacha”

Relató que la relación entre ambos era buena al principio aunque ella tenía formas de conducta muy extrañas, y agregó que Yrma Lydya a veces solo se iba y desaparecía por días: “Me decía que iba con su madre y buscaba pretextos para hacerlo”.

Para Jesús “N”, es injusto que los medios de comunicación traten a Yrma Lydya como la víctima, pues según la versión de él, era ella quien lo violentaba y en numerosas ocasiones le robó objetos de valor, razones que derivaron en que él presentara la solicitud de divorcio.

Aunque reconoció que lleva casi cuarenta años portando armas, hasta ahora nunca había tenido problemas con ellas, pero nuevamente se negó a hablar sobre los disparos que recibió su joven esposa.

Afirmó que luego del trágico suceso no trató de huir del restaurante Suntory y sobre la presunta responsabilidad de uno de sus escoltas, el abogado dijo que se trata de un error, pues su asistente solo se encontró en el lugar y momentos equivocados.

Jesús “N” negó nuevamente que haya asesinado a su esposa: “Matar nunca. ¿En verdad crees que deliberada y conscientemente eché a perder mi mundo y mi carrera por una mujer? Solamente que -como dicen- yo estuviera drogado o embrujado”.