La Comisión de Puntos Constitucionales en la Cámara de Diputados aprobó por 28 votos a favor y 11 en contra el dictamen que amplía el periodo en el que el Ejército y la Marina realicen tareas de seguridad pública.

En la sesión se discute ahora la reserva presentada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para que este periodo no sea ampliado a nueve años, sino a 10, por lo que las Fuerzas Armadas regresarían a sus cuarteles hasta 2029.

La propuesta del PRI modifica el artículo 5 transitorio de la reforma constitucional que creó la Guardia Nacional en 2019 y en cuyo artículo 5 transitorio faculta al Ejecutivo a disponer, -durante los cinco años siguientes a la publicación del decreto, es decir, hasta el 2024-, de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública en tanto no se consolide la conformación de la Guardia Nacional.

El coordinador de los legisladores de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, Jorge Álvarez Máynez manifestó en su cuenta de Twitter que lo que acontece en la Comisión de Puntos Constitucionales es “una auténtica locura al incrementar diez años la militarización”.