De acuerdo al INEGI, los accidentes provocados por pirotecnia aumentan en un 10%, en septiembre, ocasionando severos traumas como amputaciones de dedos y manos, o incluso pueden causar la muerte.

Ante este panorama, la coordinadora nacional para la prevención de accidentes de la Cruz Roja Mexicana, Pitichi Rivadeneyra López Hernández, señaló que en caso de quemaduras por estos artefactos y no conocer de primeros auxilios, es necesario, como primer paso, hidratar con agua la zona del cuerpo afectada y buscar la atención inmediata de un profesional de la salud.

Recomendó no utilizar remedios caseros como pomadas, aceites comestibles, pasta de dientes u otro tipo de solución.

Por tanto, la Cruz exhortó a los adultos a tomar en cuenta estas sugerencias y así evitar una quemadura por fuegos artificiales:

  • Evitar el contacto con objetos que contengan pólvora, ya sean cohetes, fuegos artificiales, luces de bengala, entre otros.
  • Los niños no deben jugar con pirotecnia bajo ningún motivo, ni siquiera bajo la supervisión de un adulto.
  • Abstenerse de guardarlos en los bolsillos de la ropa o bolsos de mano, pues pueden incendiarse y causar graves daños al portador.
  • Los adultos deberán garantizar que la pirotecnia comprada es de bajo riesgo y que fue adquirida en establecimientos autorizados para la venta que garantizan su calidad.

La Cruz Roja, agregó que el adulto sabe que la pirotecnia:

  • No debe manipularse en estado de ebriedad.
  • En caso de mal funcionamiento, no insistir en prenderlos.
  • No deben quemarse fuegos pirotécnicos al mismo tiempo, pues pueden producir una explosión o incendio.
  • Debe evitarse encenderlos cerca de población vulnerable: bebés, niños y adultos mayores, incluso donde haya mascotas.
  • Los fuegos pirotécnicos ponen en peligro no sólo a quien los manipulan, sino también a quien está a su alrededor
  • Siempre se debe tener a la mano un extinguidor por si se sale de control.

CRUZ ROJA DARÁ ATENCIÓN DURANTE LAS CELEBRACIONES PATRIAS

Durante las fiestas patrias -del 15 al 16 de septiembre- las y los voluntarios de la Cruz Roja Mexicana estarán ubicados en las principales vialidades de las 16 alcaldías de la Ciudad de México, con el objetivo de asistir de manera inmediata y oportuna cualquier emergencia que se presente.

Se contará con el apoyo de 109 paramédicos, 26 ambulancias, tres unidades de rescate, cuatro de logística y 8 motocicletas de primer contacto, en coordinación con autoridades del Gobierno de la Ciudad de México.

Con información de Excélsior