El presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta Mier, informó que el Senado de la República desahogará con pulcritud y en su momento, el proceso legislativo de la reforma constitucional que amplía la presencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.  

Alejandro Armenta destacó en entrevista que se trata de una modificación a la Carta Magna, por lo que se “requiere de un gran diálogo, conciliación y trabajo político”, para alcanzar los 85 votos que se necesitan para la mayoría calificada.  

En este escenario, agregó que los coordinadores de los Grupos Parlamentarios tendrán que buscar los consensos, para reunir el respaldo de las dos terceras partes de las y los senadores presentes en el Pleno, que se necesitan para aprobar el proyecto.   

Subrayó que para el Gobierno de la República es un tema muy importante, pues la seguridad es la principal preocupación de los mexicanos, porque está relacionada con el derecho humano a la vida y al patrimonio.  

“Así es que estaremos atentos”, la Mesa Directiva atenderá con pulcritud el proceso legislativo, como lo ha hecho hasta ahora, y “cuidaremos cada acto que nos compete, para que tengamos un marco jurídico que le sirva a las y los mexicanos”. 

Explicó que, de acuerdo con el Reglamento de la Cámara de Senadores, “toda iniciativa o proyecto de ley o decreto se turna a comisiones, salvo que se apruebe someterlo de inmediato al Pleno por considerarse de urgente resolución”, lo que requiere el voto aprobatorio de las dos terceras partes de los senadores presentes. 

Además, el artículo 108 de este ordenamiento dispone que la moción de urgente resolución no puede ser invocada tratándose de reformas o adiciones a la Constitución.