Miles de mexicanos participaron en el Simulacro Nacional 2022 con motivo de los aniversarios de los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017, dos de las catástrofes naturales que han marcado la vida del país en las últimas décadas.

La alerta sísmica sonó en punto 12:19 horas en el centro de México, y comenzó el desalojo de casas y edificios como parte del ejercicio que cada año se realiza para reforzar la capacidad de reacción de las personas en una emergencia de este tipo.

El 19 de septiembre de 2017 un terremoto de magnitud 7.1 con epicentro entre Puebla y Morelos, centro del país, dejó cerca de 370 muertos, 228 de ellos en la Ciudad de México.

Días antes, el 7 de septiembre de 2017, un sismo de magnitud 8.2, considerado el de mayor intensidad en casi un siglo, dejó 99 muertos en tres estados: 79 en Oaxaca, 16 en Chiapas, donde fue el epicentro, y cuatro en Tabasco.

El impacto emocional fue mayor porque el 19 de septiembre, pero de 1985, ocurrió un sismo con magnitud de 8.1 que dejó más de 20 mil muertos, la mayor parte en la capital mexicana, por lo que se considera el más destructivo de la historia reciente de México.

El Simulacro Nacional 2022 se desarrolló bajo la hipótesis de un sismo con magnitud de 8.1 grados en la escala de Richter, con epicentro en Michoacán, de acuerdo con el gobierno federal.

A las 12:19 horas, el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano envió un mensaje en el que alertaba de un temblor.

“Tenemos sismo 12:18:59 hrs. Sensor cercano: Costa de Michoacán en Caleta de Campos”, escribió en sus redes sociales.

Con información de EFE