La noche del martes, la agente del Ministerio Público adscrita a la Fiscalía, Jovanna Areli, fue asesinada a balazos cuando conducía por la Colonia Metropolitana en el municipio de Nezahualcóyotl.

Los hechos ocurrieron a manos de 2 hombres que a bordo de una motocicleta interceptaron a la agente que se encontraba a la altura de la avenida López Mateos y Flamingos, posteriormente abrieron fuego contra ella.

Como resultado de este ataque la mujer falleció y su automóvil terminó estrellándose contra el camellón.

Por su parte, los atacantes se dieron a la fuga y la moto en las que iban fue encontrada abandonado en calles del municipio.

Momentos después,  la policía municipal y la fiscalía fueron los responsables de asegurar el perímetro y posteriormente realizar el levantamiento del cadáver para comenzar con las primeras diligencias.

A través de sus redes sociales la Fiscalía General de Justicia del Estado de México aseguró que las investigaciones para esclarecer el homicidio ya habían iniciado; además el Fiscal General José Luis Cervantes Martínez y sus compañeros de trabajo condenaron el acto como un “cobarde homicidio” y aseguraron que no habrá impunidad en el caso de la agente.

Fue el propio Fiscal quien durante la madrugada encabezó el operativo con el que se pretende dar con el paradero de los responsables asegurando que “empeñaran toda la fuerza de la Fiscalía”.

Fuente: 24 horas