El Banco de México aumentó en 75 puntos base su tasa de interés interbancaria para llegar a 9.25%, un nivel récord, ante las presiones inflacionarias.

La decisión se dio por unanimidad de los miembros de la Junta de Gobierno del organismo y entrará en vigor a partir de este viernes 30 de septiembre.

«La inflación global siguió aumentando en un entorno donde persisten desbalances entre demanda y oferta en diversos mercados y precios aún elevados de alimentos y energéticos. Esto continúa generando expectativas de un apretamiento monetario acelerado a nivel global y de tasas de referencia en niveles altos por un periodo prolongado», indicó.

El Banxico señaló que las presiones inflacionarias por la pandemia de covid-19 y la guerra entre Rusia y Ucrania continúan impactando en la inflación general, que en la primera quincena de septiembre se ubicó en 8.76%, «nivel no observado en dos décadas».

Agregó que las expectativas correspondientes para 2022 y 2023 volvieron a incrementarse. «Las de mediano plazo exhibieron en el margen cierto ajuste al alza y las de largo plazo se mantuvieron estables, si bien por arriba de la meta».

Ante este entorno, los pronósticos para la inflación general y para la subyacente se revisaron al alza para todo el horizonte de pronóstico. «En este entorno más complejo, se anticipa que la inflación converja a la meta de 3% en el tercer trimestre de 2024″.