El helicóptero de la Marina que se desplomó tras la captura de Rafael Caro Quintero el pasado 15 de julio y que dejó 14 elementos muertos y uno lesionado se debió a la falta de combustible, de acuerdo al dictamen realizado a la caja negra de la aeronave.

La Fiscalía General de la República dio a conocer que el dictamen en materia de incendios de explosión descartó que la caída de la aeronave se debiera a algún ataque externo o explosión por algún artefacto ajeno a al aeronave.

El presidente Andrés Manuel López Obrador había adelantado esta mañana que el helicóptero no fue blanco de algún ataque tras la captura de uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara.

Con información de Excélsior