El ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, reingresó al Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) No. 1, del municipio de Aquiles Serdán, después de haber permanecido tres semanas hospitalizado por una cirugía de cervicales, y ante señalamientos de que recibe trato privilegiado en su encarcelamiento de parte de la Fiscalía General del Estado, por riesgo de sufrir un atentado.

Esta mañana se realizó un operativo para trasladar al exmandatario desde el hospital público Central Universitario hacia el centro penitenciario, para su reingreso a prisión, informó la Dirección General del Sistema Penitenciario, Prevención y Reinserción Social de la Fiscalía.

El traslado ocurre luego de que la gobernadora de Chihuahua y el secretario de Gobierno estatal fueron cuestionados sobre el trato especial que recibe César Duarte para atender sus padecimientos de salud y por qué no cumplía con la recuperación de la cirugía de cervicales en el área médica dentro del Cereso No. 1 del municipio de Aquiles Serdán.

El exgobernador no recibe un trato preferencial, pero sí se le da un trato que garantice su seguridad, representa un personaje que sí pudiera sufrir un atentado dentro del centro penitenciario, justificó el secretario general de Gobierno, César Jáuregui Moreno.

Fuente: La Jornada