En continuidad al ejercicio democrático republicano que realiza el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, por los congresos locales para dialogar con las diputadas y los diputados que los integran en torno a la reforma constitucional en materia de seguridad, este martes estuvo en el recinto legislativo del estado de Coahuila, donde ratificó que se trata de un intercambio de opiniones con respeto, porque lo que interesa es construir de manera conjunta a favor de la nación.

“Esto es una manera distinta de hacer política y de construir en beneficio del país”, aseguró el titular de Gobernación durante su participación en el encuentro del Congreso de dicho estado, donde estuvo presente el gobernador en la entidad, Miguel Ángel Riquelme Solís.

El secretario de Gobernación consideró que cuando existe derrama económica en las entidades federativas, se nota que hay trabajo, pero todo esto solamente se consigue cuando existe una estrategia basada en garantizar la seguridad de las personas y bienes no nada más de quienes las habitan, sino de quienes han decidido invertir, apostar al desarrollo económico y, desde luego, al desarrollo social.

En ese sentido, destacó que como nunca antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió darle un giro a la política que en el pasado estaba dirigida a favorecer al número, aquí se privilegia a las y los mexicanos, a los seres humanos.

Adán Augusto López Hernández refrendó la convicción de este gobierno y la instrucción precisa del presidente de México, es que se trabaje muy de la mano en todos los rumbos. “Yo diría que no hay que, desde luego, que ha habido ocasiones en que hay algunas diferencias, pero terminamos salvándolas porque lo que importa es eso, que haya un trabajo coordinado y que ese trabajo rinda frutos”.

Y en el caso del diálogo con motivo de la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional (GN), aún más entendiendo que son las legisladoras y los legisladores locales, la representación más cercana al pueblo.

Al enfatizar que el Ejército mexicano debe actuar respetando los derechos humanos, el secretario de Gobernación recalcó que la reforma en cuestión irá posibilitando, en una especie de cronograma, cómo se irá paulatinamente capacitando, reclutando a policías civiles, estatales o municipales, que vayan sustituyendo, en su momento, las tareas del Ejército mexicano.

Abundó que dicha capacitación –se estima– llevará alrededor de dos años que incluyen el reclutamiento, la capacitación, más la aprobación de los exámenes de control de confianza.

Por eso, el secretario de Gobernación subrayó que la batalla contra la inseguridad no puede esperar, “tengamos confianza, sí, en que los gobiernos de los estados, los gobiernos municipales y el gobierno federal van a hacer su parte para empezar a preparar a esas policías que requerimos”, concluyó.