FRANCISCO RODRÍGUEZ

Hay muchas versiones en torno a la muerte del joven José Ramón López Obrador, de apenas 15 años, el 8 de junio de 1969.

De acuerdo al Diario de Tabasco, en su edición del día posterior al deceso, éste ocurrió en el negocio familiar ubicado en céntrica calle de Villahermosa, “por paro cardiaco respiratorio; causas que la originaron: herida producida por arma de fuego en la masa encefálica.

“La versión callejera es en el sentido de que los dos hermanos estaban jugando y que accidentalmente a Andrés Manuel se le disparó el arma.

“En el establecimiento citado había una señorita comprando, un empleado de nombre Andrés Rodríguez y otro hermano Pedro Arturo.

“Nadie quedó detenido y no se estableció quién es el propietario del arma homicida”.

No fue ese el primer acto violento en el que se vio envuelto el ahora Presidente de la República.

Seis años antes, en 1963, en Tepetitán, Macuspana, le pego un pelotazo por la espalda a José Ángel León porque le ganó en un partido de béisbol.

Huyó.

Y de dejó paralitico para siempre al otro menor de edad.

Así lo platica José Garrido Ruíz, quien afirma haber sido compañero de la primaria de Andrés Manuel López Obrador.

“Si en algo no ganaba (AMLO) se desquitaba hasta a chingadazos… “… Quería que le dijéramos, ‘mi comandante’…

“… En el pueblo no era aceptado por jóvenes y adultos por malvado y abusador…

“… Entre ellos sus propios hermanos, ya que se decía que mató a uno de ellos…

“… A ellos (a los hermanos) les exigía dinero y si no le daban los maldecía…

“… Recuerdo los pleitos con su hermano Arturo…

“… Siempre se sintió más que todos.”

Destellos tempranos de una personalidad que nada ha cambiado y, por el contrario, se ha vuelto más delictiva, ¿no cree usted?

Ha provocado muchos decesos

Las muertes que López Obrador ha provocado en lo que va de su torpe y fallida administración son inconmensurables.

Torpe y fallida porque, con los recursos a su alcance, con los dineros que aportamos todos los contribuyentes, él debería tratar de evitar las muertes de los mexicanos y brindarles servicios de salud aceptables, aunque no fuesen como los de Dinamarca.

¿Y qué ha hecho AMLO?

Lo contrario. Pareciera que trata de facilitar, de aumentar y hacer expedito el arribo de muchos de nosotros a los cementerios, a las incineradoras o hasta, en el peor de los casos, a las fosas comunes y a las clandestinas que a diario se encuentran en prácticamente todo el territorio nacional.

Así, ha empeorado los servicios médicos.

Dejó de comprar medicamentos alegando corrupción en su distribución: la escasez se ha agravado y no hay una sola denuncia en contra de los supuestos corruptos.

Ha despedido a profesionales de la salud.

Ha importado a cubanos que difícilmente pueden demostrar que son médicos o, cuando menos, técnicos de la enfermería.

Ha eliminado el Seguro Popular y, en su lugar, ha creado una fantasmagórica estructura burocrática a cuyo frente puso a un guía de turistas de zonas arqueológicas.

Ha atiborrado al IMSS de pacientes que no cotizan y que, por lo tanto, provocan mayores insuficiencias y peores servicios médicos a todos, incluidos quien si aportan cuotas a la institución.

Crea universidades patito de las que, por lógica, egresarán médicos patito.

Saldo rojo por el Covid… y los abrazos

En la pandemia invita a abrazarse y salir a comer en fondas y restaurantes.

Se niega a usar cubrebocas y aconseja no hacerlo.

Ante la falta de medicamentos extrae de su saco una imagen religiosa con la que dice se obtiene protección ante el contagio.

Dice que lo que queda del Conacyt está desarrollando ventiladores para auxiliar a los pacientes contagiados y a la fecha no hay tales.

Compra pocas vacunas y queda a la espera de que alguna nación o, inlcuso, un laboratorio se las regale, aunque estén ya por caducar o caducadas, total si se muere la gente no importa son “animalitos” (según sus creencias religiosas).

Se pone feliz, feliz, feliz porque “solo” ha habido como 340 mil muertos oficialmente (hay muchísimos más, según otros datos) mientras países más poblados (Pakistán, Indonesia, Nigeria)  tienen menos  muertos que los que ha habido en México. A causa del COVID y de sus secuelas.

Otra forma de  aumentar el número de muertos a su cargo es  protegiendo a la delincuencia. Cárteles que disfruten la libertad de  actuar a sus anchas, sin peligro de ser perseguidos por el  amoroso AMLO que solo les quiere dar abrazos.

Otra más es fomentando la invasión de migrantes a México. Entre más  gente haya en el país, habrá más peligro de violencia y por supuesto más muertes.

Si no, recuerde usted el experimento  con ratas de laboratorio. Entre más de esos animales ponen en un lugar con espacio y comida limitados, comienza  a aumentar la violencia, se atacan unas a otras.

Todo eso ayuda a que haya más muertos en la cuenta de Andrés Manuel López Obrador.

Indicios

Por hoy es todo, pues no quiero distraerlo más en este feriado. Le agradezco la lectura de estos párrafos y le deseo, como siempre, que tanga buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez