El Grupo Parlamentario del PAN exigió la comparecencia de los titulares de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad (Senasica) ante el Congreso para que expliquen cómo se garantizará la seguridad de los alimentos y productos que se importan, informó el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba.

Asimismo, evitar la importación de alimentos sin control sanitario que autorizó el presidente, ya que podrían generar enfermedades e intoxicaciones graves, detalló el legislador mediante un comunicado. 

Con la suspensión de las normas que rigen la supervisión de la seguridad y calidad de los alimentos, decretada por el Presidente de la República, se arriesgará que arriben al país productos contaminados, caducados, no aptos para su consumo, que representan un riesgo sanitario y que pueden poner en peligro millones de vidas.

Por ello, el PAN demandó al presidente garantizar las medidas de control de riesgos sanitarios y fitosanitarios que realizan Cofepris y Senasica en materia de alimentos y productos, además de cancelar el Acuerdo de Apertura Contra la Inflación y la Carestía (APECIC) en aquellas disposiciones respecto a los alimentos que consumen los mexicanos, señaló. 

“Esa política de relajación de las medidas de regulación sanitaria ya lo experimentamos hace meses en el abasto de medicamentos; la Secretaría de Salud y Cofepris dejaron de hacer su trabajo y de inmediato llegaron a México medicamentos de dudosa procedencia, empaquetados en idiomas extranjeros como el lituano y con las fechas de caducidad vencidas; llegaron a poner en riesgo la vida de personas que los consumieron”, comentó.

Si se deja de ejercer el control sanitario de los alimentos, el Gobierno Federal estará incurriendo en una grave violación a la ley, que deberá ser castigada y tener consecuencias para los servidores públicos que incumplan en su deber de proteger la salud de la población. 

Se requieren de instituciones técnicas, autónomas, con capacidad de gestión y supervisión, que protejan la salud; por el contrario, “el Presidente se empeña en destruir instituciones como Cofepris o Senasica para ahorrarse costos y poder utilizar esos recursos en sus proyectos faraónicos”.

Ramírez Barba aseveró que el “Acuerdo de apertura contra la inflación y la carestía” viola la ley en materia de control sanitario de los alimentos, al implementar medianamente un instrumento de carácter administrativo, acciones que son contrarias a la legislación nacional vigente y pondrán en riesgo a la población.

“El PAN exigió al Gobierno Federal que cumpla con la ley, más cuando se trata de garantizar la salud de la población, ningún acuerdo de carácter administrativo puede eliminar el control sanitario de los alimentos, sería catastrófico para la salud de millones y podría generar consecuencias para el país en materia económica, que lejos de resolver el problema de la inflación, generarían más costos sociales”, concluyó.