Después de recorrer una ruta migratoria de más de cuatro mil kilómetros desde Estados Unidos y Canadá, la mariposa monarca llegó el 2 de noviembre a sus lugares de descanso e hibernación en los bosques de pino y oyamel del Estado de México y Michoacán, justo a tiempo para conmemorar el Día de Muertos.

En los santuarios El Rosario, en el municipio de Ocampo y Sierra Chincua en el municipio de Angangueo, en el estado de Michoacán, las primeras mariposas monarca se vieron el martes pasado volando en lo alto, buscando el sitio exacto para establecer su colonia.

Conforme pasan los días, el número de ejemplares va creciendo y pronto se verán los racimos completos colgando de las ramas en las copas de los árboles.

De esta forma, todo está listo para que el próximo viernes 18 de noviembre abran sus puertas los santuarios de la mariposa monarca en territorio mexiquense y michoacano, con el fin de que los turistas puedan apreciar la hibernación de esta especie protegida, que enfrenta graves retos ante el cambio climático, la deforestación y la pérdida de alimento.

Fuente: excelsior