El diputado Ignacio Mier Velazco, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, convocó a las y los diputados de la LXV Legislatura a aprobar una reforma electoral “que garantice la auténtica legalidad, máxima publicidad, certeza, equidad e imparcialidad en los procesos electorales del país”.

“Sería grave para la democracia y para los propios partidos no atender el mandato del pueblo que quiere un INE más ciudadano, sin sueldos ofensivos y privilegios; menos número de legisladores y regidores; menor participación de los partidos en la conformación del Consejo y elección de un menor número de consejeros electorales; reducir el financiamiento a los partidos políticos, entre muchas otras cosas”, expuso en un comunicado.

Mier Velazco estimó que la propuesta de reforma electoral, que se elabora con la participación de la mayoría de los partidos políticos en la Cámara de Diputados, puede quedar lista la primera semana de diciembre.

Afirmó que si la alianza “Va por México” se niega a participar y acompañar la propuesta de reforma electoral “se estaría dando un balazo en el pie”.

“En Morena vamos a mover conciencias y despertar al pueblo para tener un país más libre y justo, donde tengamos siempre presente que, por el bien de todos, primero los pobres. Vamos a continuar llevando las asambleas sobre la reforma electoral a todos los rincones, llevamos más de 410 asambleas y continuaremos en esta ruta”, agregó. 

En este sentido, el coordinador parlamentario hizo un llamado a apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobar esta reforma electoral, que representa además los ideales democráticos de justicia social y lucha por los más pobres.

“Ayudemos al Presidente de México, él necesita a su pueblo, las y los diputados federales de Morena necesitamos al pueblo para continuar en esta lucha de transformar las instituciones de nuestro país para volverlas más ciudadanas, menos costosas y más justas”, apuntó.

Mier Velazco señaló que en años anteriores hubo gobiernos que convirtieron al Estado mexicano en un modelo de negocios. “Así concebían la política y hacia allá llevaron, desafortunadamente, al IFE, hoy conocido como INE; por eso hoy tenemos un instituto obeso, lleno de vanidades, donde lo que más les preocupa es el dinero y no la democracia, les preocupa quedar bien con el de arriba, y no con los de abajo”.

“Están más preocupados por mantener sus privilegios, los viejos vicios de la política y de la democracia, que por asegurar que vivamos en un país realmente democrático, por eso es urgente la reforma electoral”, sostuvo.

Comentó que es muy indignante que mientras un profesor, médico o trabajador gane de 6 mil a 8 mil pesos mensuales, un consejero electoral gana alrededor de 450 mil pesos mensuales. 

“¿Eso es justo para México, es justo para la democracia? Queremos que el INE sea más barato, que los altos funcionarios ganen igual que cualquier servidor público, por debajo de lo que gana el Presidente. Queremos que los partidos políticos no sean abusivos», destacó.

“Queremos un INE ciudadanizado, que estén verdaderamente representados los ciudadanos, hombre y mujeres libre de México, que estén preparados para organizar la decisión más libre, democrática que puede tener un ciudadano: elegir a sus autoridades. 

“Vamos a hacer esta reforma para bajarle las prerrogativas a los partidos políticos y garantizar el derecho a participar de los pueblos originarios, migrantes, jóvenes y que quede reglamentado en la Constitución, sin trabas, independientemente de su origen, lengua o estatus social”, abundó.