El excandidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya Cortés, aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quiere apoderarse del Instituto Nacional Electoral (INE) para regresar a las épocas donde siempre ganaba el mismo partido político.

En su video semanal, el panista volvió a criticar la reforma electoral que impulsa el mandatario y aseguró que éste quiere volver a las viejas prácticas del PRI y gente como Manuel Bartlett.

De esta manera, hizo un llamado a toda la ciudadanía para defender al INE y evitar a toda costa regresar a los tiempos “cuando el gobierno era juez y parte y organizaba las elecciones”.

Anaya Cortes recordó que, de hecho, las actuales autoridades electorales surgieron tras el fraude en las elecciones presidenciales de 1988, pues tras una serie de reformas se puedo crear al Instituto Federal Electoral (IFE), que luego se transformó en el INE.

“Este salto democrático se afianzó cuando el IFE alcanzó su plena autonomía, desde entonces los ciudadanos mandan en México, o sea, la gente con su voto pone y quita a los gobernantes”, explicó.

Y aseguró que gracias a tener autoridades electorales confiables, el mapa político de México es cada vez más diversos y ha habido alternancia de los partidos que llegan a la Presidencia de la República.

“Los ciudadanos quitan al que está en el gobierno y ponen a un partido distinto. Eso significa que hoy los políticos saben que si no hacen las cosas bien los pueden quitar. Si no atienden a la gente, si no resuelven problemas, si no dan resultados, la gente los puede quitar. Como más de la mitad de las veces pasa”, detalló.

El político aseguró que AMLO sabe muy bien que en el 67 por ciento de las elecciones pierde el partido en el poder, por lo que busca apoderarse del INE a la mala y poder perpetuar a su movimiento en el poder.

Además recordó que Bartlett, señalado de ser el artífice del fraude electoral de 1988 en contra de Cuauhtémoc Cárdenas, ahora forma parte del Gobierno de López Obrador como director de la Comisión Federal de Electricidad.

“Tenemos que entender que nos quieren regresar a las épocas en que un solo partido controlaba todo, y eso no es bueno, no es sano. Eso no le conviene a nadie. Eso implicaría un grave retroceso democrático, que le haría mucho daño al país”, concluyó el excandidato.

Fuente: Reporte índigo