El gobierno de Morelos se deslindó del fiscal Uriel Carmona Gándara, quien fue acusado este lunes por la Fiscalía de la Ciudad de México y por la jefa de gobierno de la capital del país, Claudia Sheinbaum, de presuntos actos de encubrimiento en el caso de la joven Ariadna Fernanda, cuyo cuerpo fue encontrado en Morelos.

Samuel Sotelo Salgado, secretario de Gobierno de Morelos, dijo que es lamentable que la entidad se vea envuelta en dicho escándalo, pero subrayó que es necesario que la ciudadanía sepa que el Fiscal Uriel Carmona ni la dependencia que encabeza, dependen de la administración de Cuauhtémoc Blanco.

En entrevista, afirmó que ha sido pública la confrontación que ha mantenido el gobernador, Cuauhtémoc Blanco con el fiscal Uriel Carmona, “a quien se le ha solicitado en diversas ocasiones que asuma su responsabilidad y entregue resultados de diversas carpetas existentes, algunas de ellas contra el ex gobernador, Graco Ramírez y sus colaboradores”.

Indicó que el Congreso y sus diputados son los únicos que pueden separar al Fiscal de Morelos, y es la constitución estatal la que establece los elementos o requerimientos para destituirlo.

Fuente: Quadratín