La secretaria de Economía, Raquel Buenrostro, negó haber despedido al equipo de la Consultoría Jurídica Internacional de esa dependencia, que se encarga de revisar las consultas solicitadas por Estados Unidos y Canadá en el marco del T-MEC con Estados Unidos y Canadá, por la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

En el marco de su comparecencia ante el Pleno del Senado como parte de la Glosa del Cuarto Informe de Gobierno, la secretaria explicó que “el tema de arbitrajes lo ve un área que se llama Consejería Jurídica Internacional, esa área no se ha cambiado absolutamente nadie más que el liderazgo, el equipo de trabajo que día a día arrastra el lápiz ese está intacto, está trabajando”.

Sin embargo, dijo que el liderazgo se cambió porque faltaba una coordinación “porque se subestimó a los diferentes actores que tienen que participar en las respuestas, entonces, ahorita lo que hay es un nuevo liderazgo que lo que busca es una mejor coordinación con todo el sector energético para tener un mejor entendimiento y una mejor respuesta hacia el área, hacia la contraparte que está pidiendo las consultas”.

Usan Ley Peña en negociaciones

Durante su exposición y ante las dudas de los senadores, la secretaria de Economía, dijo que a México no le interesa la confrontación con sus socios comerciales, e informó que en el marco de las mesas de consulta con Estados Unidos y Canadá sobre la “Ley de Energía” se está usando la Ley de 2014, es decir la propuesta por el expresidente, Enrique Peña Nieto y no, la que propuso el presidente, Andrés Manuel López Obrador y que fue validada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el 7 de abril pasado.

“Si bien es cierto que se hicieron modificaciones a la Ley Energética en 2021, como nosotros sabemos eso está ahorita en este momento en la Suprema Corte y en la Suprema Corte, de entrada, declaró, otorgó una suspensión a ciertos artículos que son los que ellos están comentando. Esa suspensión que otorgó la Corte a los artículos que tienen, que están preguntando nuestros socios comerciales, pues lo que hace es que esos artículos ahorita no se aplican, sino que se aplica la Ley del 2014 para esos puntos en específico”, señaló.

Por lo tanto, consideró que en las consultas “creemos que vamos bien, y en la medida que vayamos desahogando los puntos en los grupos de trabajo y que se vayan atendiendo las inquietudes, pues será muy productivo e iremos avanzando”.

Sobre el estatus que tienen con el T-MEC dijo que han tenido diez controversias, de ellas, México ha sido reclamante en una la que tiene que ver con la interpretación y aplicación de las reglas de origen en el sector automotriz, “ese ya concluyó toda la etapa, sí nos fuimos a panel y ya sólo estamos esperando, como a finales de diciembre o durante diciembre, recibir la respuesta final de reglas. Aquí México es el reclamante”.

Además, hay siete en las que México es la parte demandada, “de esas siete como demandada, uno es caso ambiental, que tiene que ver con el tema de la pesca de la Totoaba y que pone en peligro de extinción a la vaquita marina. Ese está en consulta, tampoco se ha establecido panel y se está trabajando”.

Así como cinco casos laborales, “que esos todos se resolvieron en consulta sin llegar a paneles, y este tema que es en materia energética” y destacó que hay dos casos adicionales, de México como tercero, es decir, “no es ni demandante, ni demandado, ni reclamante, sino es de Estados Unidos contra Canadá por el tema de cupos lácteos, y hay otro de Canadá contra Estados Unidos por paneles solares. En ambos casos, los dos temas ya fueron resueltos a favor de los reclamantes”.

Y resumió que los únicos casos que se han resuelto en consultas fueron los de materia laboral y, además, se resolvieron dos notificaciones en el marco del mecanismo laboral de respuesta rápida, “o sea, siete en total, digamos, que fueron resueltos amistosamente”.

Ante senadores, la secretaria Buenrostro, aseguró que la política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador no es incompatible con los tratados comerciales de los cuales nuestro país es socio.

Y enfatizó que existe plena disposición de Estados Unidos y Canadá para atender este tema. Pero, aclaró que México defenderá su soberanía.

“A México no le interesa en lo absoluto la confrontación, es el diálogo, la negociación y el derecho lo que dirimirá cualquier diferendo comercial que exista entre ambas naciones. Y en este último punto también está incluido en los mismos términos la relación que tenemos con Canadá. (…) Ni a ellos ni a nosotros les interesa tener ningún tipo de confrontación y menos en estos momentos dónde estamos teniendo crisis globales, (…) y menos en materia energética. (…) Simplemente se necesita claridad para poder tener nuevos negocios y para ver con qué reglas van a venir a jugar las nuevas empresas”.

Fuente: 24 horas