Uno de los 10 fugitivos más buscados de Texas, Estados Unidos, fue capturado recientemente en el municipio de Guadalupe, Nuevo León, y ayer miércoles fue transportado por las autoridades federales mexicanas al puerto de entrada Juárez-Lincoln en Laredo, Texas, luego de no haber acreditado su estancia legal en el país.

De nombre José Manuel “N”, fue ubicado por personal del Instituto Nacional de Migración y de la Agencia Estatal de Investigaciones, en calles de la Col. El Quetzal en la ciudad antes mencionada.

Al individuo se le atribuyen dos cargos de agresión sexual contra un menor de edad, incluso llegó a ser arrestado en marzo de 2021 por el Departamento de Policía de Pecos, pero tiempo después quedó libre tras pagar una fianza.

El sujeto de 31 años de edad era buscado desde junio del año pasado, toda vez que la Oficina del Sheriff del Condado de Reeves emitiera dos órdenes de arresto por agresión sexual agravada de un niño.

Luego de llegar a territorio estadounidense, José Manuel “N” fue detenido por miembros de la Fuerza de Tarea de Fugitivos y Delincuentes Violentos de la Costa del Golfo de los Alguaciles de Estados Unidos, incluidos los agentes especiales del Departamento de Policía de Pecos.

En los trabajos de investigación también participaron elementos de la Fuerza de Tarea contra Fugitivos Lone Star de los Alguaciles de los Estados Unidos.

Ahora, las autoridades del país vecino se encuentran evaluando si existe un escenario donde tengan que entregar una recompensa, pues de acuerdo al Departamento de Seguridad Pública de Texas, se destinarían hasta 3 mil dólares a quien diera información acerca del paradero de José Manuel “N”.

Fuente: ABC