Vanessa ‘N’, implicada en el feminicidio de Ariadna Fernanda, fue vinculada a proceso por la muerte de la joven hallada en una autopista de Morelos, un juez de control fijó la medida cautelar de prisión preventiva y un plazo de cinco meses para el cierre de la investigación.

La detenida, es señalada como coautora del feminicidio y su audiencia se realizó en instalaciones del Poder Judicial de la Ciudad de México, luego de ser trasladada desde el penal de Santa Martha Acatitla, donde fue ingresada el pasado domingo tras ser detenida en Ecatepec, Estado de México.

«De acuerdo con las investigaciones del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en la Investigación del Delito de Feminicidio, la mujer junto con un hombre fueron las últimas personas que convivieron con la víctima en un departamento de la colonia Roma Sur, alcaldía Cuauhtémoc; posteriormente, su cuerpo fue hallado en el estado de Morelos».

De acuerdo con las investigaciones, la detenida fue coautora material del feminicidio, ya que estaba en el departamento de su pareja, Rautel ‘N’, ubicado en la colonia Roma Sur, alcaldía Cuauhtémoc, cuando Ariadna murió.

La mujer, quien era amiga de la joven de 27 años cuyo cuerpo fue localizado el 31 de octubre en Morelos, fue detenida ayer en su domicilio en Ecatepec, Estado de México, por el feminicidio de Ariadna Fernanda.

Una segunda necropsia al cuerpo de Ariadna Fernanda López Díaz arrojó que la causa de la muerte fue por un trauma múltiple, con lo que se desechó la versión de la Fiscalía de Morelos que señaló que el fallecimiento fue por “una grave intoxicación alcohólica y broncoaspiración” tras asegurar que el cuerpo no presentaba huellas de violencia.

Ariadna Fernanda fue vista por última vez el 30 de octubre en la colonia Roma Sur a donde acudió a un restaurante con Vanessa y Rautel y después se trasladaron al departamento del novio de su amiga.

Tras un cateo en el inmueble, expertos hallaron rastros de sangre en el piso de la sala y en un cojín, por lo cual la Fiscalía de la Ciudad de México había solicitado dos órdenes de captura, una contra Vanessa y otra contra Ratuel, las últimas dos personas que vieron con vida a la joven.