Con el voto en abstención de México, los países miembros de la CITES aprobaron la regulación en el mercado internacional de 37 especies de pez guitarra y los pepinos de mar piña, pez ámbar y rayado rojo o caña de azúcar.

Las aletas, carne y piel del pez guitarra o raya guitarra de la familia Rhinobatidae se comercializan legal o ilegalmente en el mercado de Asia, principalmente.

La mayoría de estas variedades se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La propuesta de inclusión del pez guitarra en el Apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), que fue presentada por Panamá, Israel, Kenya y Senegal, obtuvo 101 votos a favor, 14 en contra y 13 abstenciones.

De esta forma, consiguió el 87.83 por ciento de los apoyos, para cumplir con al menos las dos terceras partes de la votación.

Los peces guitarra se encuentran en aguas templadas y tropicales de los mares del mundo, aunque cada especie tiene su rango de distribución propio.

Por ejemplo, el Pseudobatos horkelii, se localiza en las costas occidentales del Atlántico Sur: desde Río de Janeiro hasta Argentina o el Rhinobatos rhinobatos, que se encuentra en las costas del Atlántico Oriental: desde el sur del mar Cantábrico hasta Angola, incluyendo el mar Mediterráneo.

En lo que se refiere a los pepinos de mar, las especies del género Telenota, originarias del Indo-Pacífico, obtuvieron 97 votos a favor (85.84 por ciento), 16 en contra y 15 abstenciones.

“Esta inclusión en la lista de CITES obligará a los países a recopilar datos esenciales para monitorear su comercio, lo que ayudará a combatir el tráfico ilegal y la drástica caída que enfrentan sus poblaciones”, celebró Alejandro Olivera, científico senior del Centro para la Diversidad Biológica, presente en la COP19.

El pepino de mar piña que está en peligro de extinción, es muy cotizado como manjar y disminuyó entre 80 y 90 por ciento en al menos en la mitad de su hábitat.

El pepino de mar pez ámbar, es cada vez más capturado en las pesquerías, mientras que el pepino de mar caña de azúcar, tiene mucha demanda en el comercio de los acuarios.

Fuente: excelsior