La diputada federal Melissa Vargas Camacho (PRI) propuso aplicar hasta cuatro años de prisión o de 180 a 360 días de multa a quienes abandonen a un niño incapaz de cuidarse a sí mismo, a una persona enferma o a un adulto mayor, teniendo obligación de cuidarlos, privándolo, además, de la patria potestad o de la tutela.

En un comunicado, informó que presentó una iniciativa para que el delito de abandono de cónyuge o de un adulto mayor se persiga a petición de la parte agraviada, mientras que el de abandono de los hijos se hará de oficio y, cuando proceda, el Ministerio Público promoverá la designación de un tutor especial que represente a las víctimas.

La legisladora señaló que el abandono se presenta en todos los sectores sociales y refirió que, aunque oficialmente no se cuenta con cifras que permitan hacer un análisis, el abandono social es una realidad y es la ausencia del reconocimiento que todos los seres humanos necesitan para desarrollarse satisfactoriamente.

Expuso que esta acción puede adoptar diversas formas, como el maltrato físico, psíquico, emocional o sexual y el abuso de confianza en cuestiones económicas.

Vargas Camacho indicó que a pesar de que existe la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, éstos no se cumplen a cabalidad, con el propósito de inhibir el abandono de nuestros adultos mayores, por lo que reiteró que se busca reformar los artículos 335, 336, 337 y 340 del Código Penal Federal para garantizar los derechos de estos sectores.